Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de un millar de personas despide con emoción y respeto a la cooperante salmantina

Los padres de la joven cooperante salmantina Soraya Macías, que perdió la vida esta semana en Perú junto a otras tres voluntarias de una ONG, dan el último adiós en una ceremonia religiosa en la iglesia de su pueblo, Gomecello, en un acto en el que está prevista la asistencia de representantes institucionales. EFEtelecinco.es
Más de un millar de personas ha despedido hoy con muestras de emoción y respeto los restos de la cooperante Soraya Macías, que ha recibido sepultura en la localidad salmantina de Gomecello, en la que residía con sus padres y hermanas.
Familiares, amigos, allegados y representantes institucionales, han abarrotado la iglesia de Santiago Apóstol y los alrededores para dar el último adiós a esta joven de 25 años que perdió la vida esta semana en Perú, junto a otras tres voluntarias de una ONG.
El féretro ha sido recibido a las puertas del templo con un profundo silencio por parte de todos los presentes, que sólo se ha roto con el llanto de sus familiares y los amigos de la joven.
El párroco de Gomecello ha destacado en la homilía la importancia de la labor desarrollada por Soraya, sobre la que ha dicho que "ha hecho de samaritana junto a sus amigas".
"Cualquiera de las lecturas del Evangelio hubiera servido para ilustrar la labor de Soraya. Todo el Evangelio entero esta a disposición de Soraya y sus amigas", ha destacado el sacerdote.
Recogiendo las circunstancias en las que es produjo el fallecimiento de la joven, el párroco ha destacado que ella ha muerto "poniendo su vida a disposición de aquellas personas caídas en la cuneta de la vida".
Ha lamentado que se tenga "que ver llorar a sus padres y familiares por una entrega de Soraya a los más necesitados".
Entre los representantes institucionales presentes en el duelo ha estado el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, quien ha manifestado que hoy "es un día de luto" para la Comunidad.
Por su parte, la consejera de Administración Territorial de la Junta de Castilla y León, Isabel Alonso, ha afirmado que la muerte de la joven es una "pérdida muy trágica" y ha elogiado a Soraya como "un ejemplo de la solidaridad de la juventud de Castilla y León".
Desde el gobierno regional, ha agregado Alonso, se ha prestado en todo momento "un apoyo incondicional a la familia, que en estos momentos necesita de todos".
Un sentir que ha compartido el subdelegado del Gobierno de Salamanca, Jesús Málaga, quien ha confirmado que se han puesto a disposición de los padres "todo lo que han necesitado".
Lejos de las críticas del primer momento en el que los familiares se enteraron de lo sucedido antes por los medios de comunicación que por el Gobierno, ahora estos mismos han reconocido "que a partir de entonces todo han sido facilidades y nos han tratado muy bien".
En este sentido, un allegado a la familia ha manifestado a Efe que "a partir de mañana la vida ya no será igual" para ellos y sobre todo para "sus padres y hermanas, que ahora están como en una nube pero de la que van a caer y van a aparecer los problemas".
Los vecinos de Gomecello han destacado el carácter abierto y afable de su vecina a la que califican de "un buena chica, muy responsable y trabajadora que todo se lo ganaba por sus medios".
Una vez finalizada la homilía, los restos mortales de Soraya fueron enterrados en el panteón familiar del cementerio de Gomecello.