Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos personas resultan heridas tras recibir sendos disparos en Madrid

Dos personas de nacionalidad rumana han resultado heridas la madrugada de este sábado tras recibir sendos disparos desde un vehículo en el distrito madrileño de Barajas, según han confirmado a Europa Press fuentes policiales, que atribuyen lo sucedido a un ajuste de cuentas.
El suceso ha ocurrido en el número 6 de la calle Galera, a la salida de un portal, donde le aguardaba un coche desde donde, en un principio, se han efectuado los disparos.
Los dos individuos se encuentran estables, aunque uno de ellos, con una herida en la ingle, se encuentra en estado grave. El herido restante ha resultado herido en el glúteo. Una tercera persona, de nacionalidad búlgara, se encontraba con las víctimas pero ha resultado ileso.
El grupo quinto de Homicidios de la Brigada Provincial de la Policía Judicial investiga las circunstancias que han rodeado al suceso, si bien las fuentes policiales consultadas por Europa Press achacan lo acontecido a un ajuste de cuentas.
En declaraciones a Europa Press, varios vecinos de la zona han coincidido en que, "pasada la media noche", escucharon "tres tiros" y, al bajar a la calle para ver qué había ocurrido, aseguran que "olía a pólvora".
Asimismo, los vecinos coinciden en que el barrio es "muy tranquilo" y "nunca ha pasado nada". "Es raro que aquí haya pasado esto, es un barrio en el que todo el mundo se conoce y nunca ha ocurrido nada así", ha añadido una de las vecinas.
Por su parte, uno de los vecinos del inmueble de las víctimas ha explicado que cuando llegó a las inmediaciones del edificio, "cuatro unidades del SAMUR y entre quince o veinte policías" trabajaban en las labores de auxilio de las víctimas. Además, la policía inspeccionó la zona y "encontraron casquillos de bala al lado de los coches".
Por último, ha asegurado que las víctimas, de entre 30 y 50 años, llevaban "seis meses viviendo en el vecindario" y "no daban ningún problema".