Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía desmonta un fantasioso plan de fuga de la cárcel Brians 2

En 2001, en su huída, con el también recluso Javier Picatoste, violaron a una chica y mataron a su novio. Por esos delitos fue condenado a 76 años de cárcel, pero ahora su mente ha maquinado otro método de escape que se ha ido al traste tras un cacheo en prisión en el que le encontraron documentos que contenían las diferentes fases del plan.
Esta vez, Brito había pensado situar francotiradores en los tejados de unas naves industriales cercanas a la cárcel.
Según su plan, abrirían fuego contra el pasillo principal mientras él se amotinaba con otros presos en su módulo. En pleno caos, saltaría los muros y se escondería en un zulo en el que pasaría hasta un mes con provisiones desviadas del comedor penitenciario.
El proyecto no deja de ser fantasioso pero desde la cárcel ya ha tomado medidas dados sus precedentes.