Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 200.000 mayores de 74 años polimedicados reciben seguimiento para el correcto uso de sus fármacos

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha presentado este domingo el balance del Programa de Atención al Mayor Polimedicado, que ayuda a 223.382 mayores de 74 años a consumir los medicamentos de forma correcta.
Este programa acoge al 65,3 por ciento de los mayores polimedicados (que consumen más de seis fármacos de forma habitual) de la Comunidad de Madrid, un porcentaje que se ha ido incrementando desde la puesta en marcha del programa en el año 2007.
La puesta en marcha del programa, en el que colaboran los centros de Atención Primaria y 969 farmacias de la región, comienza con la captación de los pacientes polimedicados. A partir de ese momento, se inicia la educación del paciente en el consumo de sus medicamentos y se le aportan mecanismos para facilitar el recordatorio de la dosificación.
Así, los mayores polimedicados pueden recibir un pastillero con un casillero por cada día del mes donde se guarden los medicamentos que correspondan en cada jornada. Además, se facilita una hoja de medicación donde aparece la frecuencia de ingesta de cada fármaco, algo que facilitará el trabajo a los facultativos que atiendan al paciente en la próxima ocasión.
Según el consejero, gracias a este programa 45.000 pacientes han ajustado su medicación desde el comienzo del programa, lo que ha causado el descenso del número de ancianos que toman fármacos inadecuados, del 14,4 por ciento de 2008 al 9,35 por ciento el año 2012.
DÍA MUNDIAL DEL CORAZÓN
Además, en el marco del Día Mundial del Corazón que se celebra este domingo, Fernández-Lasquetty ha asegurado que 47.290 enfermos se acogen en el programa 'Pacientes adultos con anticoagulación oral', que trata de prevenir infartos y accidentes cerebrovasculares.
El consejero de Sanidad ha incidido en que la región tiene la tasa de mortalidad de enfermedades cardiovasculares más baja de España, con 158 fallecimientos por cada 100.000 habitantes frente a los 211 en los que se sitúa la media española.
Como consecuencia, la Comunidad es la que cuenta con la mayor esperanza de vida de España, con 83,7 años de media, superando además al resto de capitales europeas.