Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sondaje vesical, la presencia de sangre en la orina y el PSA, consultas urológicas más comunes en el HUC

El sondaje vesical y los cuidados en el manejo de la retención urinaria tras la retirada de sondaje, la presencia de sangre en la orina (microhematuria) y el PSA, antígeno prostático específico que se mide para el diagnóstico, pronóstico y seguimiento del cáncer, son los motivos más comunes de consultas intrahospitalarias por las que los profesionales sanitarios derivan a los pacientes al urólogo en el Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC).
Así lo ha informado el urólogo del HUC, Víctor Ramos, quien ha ofrecido una charla con información actualizada en cada uno de estos aspectos a todos los profesionales interesados en la sesión clínica celebrada en el centro hospitalario.
Teniendo en cuenta que en un porcentaje importante de los sondajes vesicales, entre un 21 y un 54%, se prescriben de forma inapropiada, Ramos indicó los casos en los que se hace necesaria esta forma de drenar la vejiga y en los que no es conveniente, así como los modelos de sonda y balón y la mejor forma de llevar a cabo el sondaje. Además, explicó cómo llevar a cabo la recuperación de un episodio de retención de orina tras el sondaje o intervención.
También disertó sobre las causas más frecuentes de la microhematuria, como la infección, menstruación, actividad física, enfermedad renal, viriasis, traumatológicas y procedimientos urológicos frecuentes.
Según el especialista, la presencia de hematíes en sangre debe investigarse en pacientes de más de 35 años y factores de riesgo tales como síntomas imitativos al orinar, el tabaco o exposición laboral, y normalmente a través de una cistoscopia, una técnica que emplea un tipo especial de endoscopio para visualizar el interior de la vejiga urinaria.
Otra de los motivos más frecuentes de una interconsulta en Urología es la proteína fabricada por la próstata, el PSA (Antígeno Prostático Específico), y su aumento en la sangre. "Si bien es verdad que ofrece información sobre el riesgo que tiene un paciente de sufrir un cáncer de próstata, no es un marcador de cáncer y lo importante es la cinética del cambio en el mismo y no el valor en un momento determinado", aclara el doctor.
"El tacto rectal es inexcusable en la evaluación de la patología prostática ya que informa no sólo del tamaño y volumen de la próstata sino también de la presencia de nódulos", afirmó Víctor Ramos, que hizo un repaso tanto de las guías americanas como de las europeas en esta materia. Además, habló de la amenaza que supone en ocasiones el sobre diagnóstico con el PSA y apostó por la vigilancia y la terapia focal.