Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Deutsche Bahn dimite por el escándalo del espionaje a los trabajadores

El presidente de Deutsche Bahn, (ferrocarriles alemanes), Hartmut Mehdorn. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de la compañía alemana de ferrocarriles Deutsche Bahn (DB), Hartmut Mehdorn, presentó hoy la dimisión a raíz del escándalo por el espionaje a trabajadores del consorcio por parte de la dirección.
El pasado viernes salió a relucir que DB había borrado circulares de los sindicatos de ferrocarriles a sus miembros por correo electrónico, lo que se suma a una larga serie de irregularidades de la dirección de la empresa con sus empleados.
Mehdorn ofreció su dimisión al consejo de vigilancia al término de la presentación del balance anual del consorcio, por el cual DB aumentó en 2008 sus beneficios antes de impuestos e intereses (EBIT) en un 4,8 por ciento.
"Personalmente no tengo nada que reprocharme", dijo Mehdorn, de 66 años y en el cargo desde 1999, ya que, según él, controlar los correos electrónicos no es "penalmente relevante".
Sin embargo, decidió poner el cargo a disposición del Consejo de Vigilancia ante la evidencia de que "no será posible un esclarecimiento del asunto" dada la acalorada discusión suscitada.
El propio ministro de Transportes, Wolfgang Tiefensee, avanzó el pasado fin de semana, tras salir a relucir el escándalo, que iba a ser difícil mantener en el cargo a Mehdorn, de confirmarse esas informaciones.
La dimisión de Mehdorn se daba por hecha desde la mañana de este lunes y algunos medios la habían anunciado, citando fuentes del Gobierno, antes de la conferencia de prensa de presentación del balance de DB.
El aún presidente de la compañía ferroviaria se dio tiempo y habló primero de las cifras anuales, para dejar la cuestión hasta el turno de preguntas, lo que le dio ocasión de presentar un buen balance.
De acuerdo con esas cifras, DB cerró 2008 con un beneficio antes de impuestos e intereses (EBIT) de 2.480 millones de euros, lo que supuso un incremento del 4,8 por ciento con respecto a 2007.
El volumen de negocios aumentó, incluidas distintas adquisiciones, en un 6,8 por ciento, hasta los 33.500 millones de euros.
Mehdorn hizo hincapié en la evolución positiva que ha tomado la compañía desde 1999, año en que asumió la dirección, y citó como ejemplo que la facturación se haya duplicado desde entonces.
"El buen resultado demuestra que estamos bien equipados para la crisis y que el modelo de gestión es el acertado", dijo Mehdorn.