Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo presidente de Greenpeace defiende el éxito las "batallas" ganadas con las campañas como Garoña o el Algarrobico

El nuevo presidente de Greenpeace-España, Daniel Fernández, elegido a mediados de este mes de junio, ha destacado las campañas y las "muchas batallas" de la organización en defensa del medio ambiente, que han logrado "bastantes resultados" visibles como el "cercano" fin de Garoña o la demolición del Algarrobico o su cooperación para sensibilizar a la sociedad que ha llevado a la firme el Acuerdo de París contra el cambio climático.
En una entrevista con Europa Press con motivo de su nombramiento, Fernández ha lamentado que no se ha logrado ganar la guerra por el medio ambiente y la paz. "Las principales amenazas siguen ahí y el principal problema en España es el cambio climático", ha advertido.
A nivel social, cree que la población es cada vez más consciente de la importancia de proteger el planeta porque de la naturaleza depende su salud y bienestar. Sin embargo, ha señalado que el fallo está en que no se está transmitiendo realmente a los ciudadanos la conexión entre los problemas sociales, económicos y la justicia ambiental.
Fernández ha agradecido también la colaboración y ayuda de todos los ciudadanos y el papel fundamental de sensibilización que realizan los famosos. "Todos ellos están logrando resultados espectaculares, por ejemplo, en la campaña para salvar el Ártico", ha elogiado.
El elegido por la ONG como presidente de la Junta Directiva para los próximos dos años ha dicho que "ningún problema ambiental está resuelto" y, por ello, se centrará en acometer la planificación estratégica de Greenpeace España hasta 2019 y colaborar en el diseño de la estrategia mundial para el próximo decenio.
Daniel Fernández es psicólogo, madrileño, y ocupaba el cargo de vicepresidente de la junta directiva hasta la salida de Sol Solá, a quien ha relevado.
LA RECETA AMBIENTAL PARA EL NUEVO GOBIERNO
Ante el resultado electoral, receta al Gobierno que está por formarse que se tome el medio ambiente como eje "trasversal" en "todas" sus políticas pues de ello depende "supervivencia" de los ciudadanos.
En concreto, opina que "el peor" problema ambiental de España es el cambio climático porque el país no solo no favorece su mitigación sino que es uno de los que más puede sufrir sus efectos.
Además, lamenta las tasas de contaminación "excesivas" de España porque afectan "increíblemente" a la salud de las personas, así como el modelo energético y la "amenaza nuclear" porque una de las centrales más "viejas" de Europa --Santa María de Garoña-- sigue abierta. También ha denunciado que el Tratado de Libre Comercio que negocian la UE y Estados Unidos supondría una "reducción muy significativa" de la protección ambiental.
POLÍTICAS TRANSVERSALES
Por ello, estima que la solución principal es integrar el medio ambiente en la política y no dejarlo "relegado a un Ministerio, sino atravesar todas las políticas". Igualmente, receta al Ejecutivo que fije un calendario cierre de las centrales nucleares, actúe decisivamente contra el cambio climático y trate de parar el TTIP, derogue la Ley Mordaza y modifique la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
El presidente de Greenpeace ha reivindicado la independencia y el apartidismo político de la organización pero alienta a los partidos a aplicar las propuestas de Greenpeace. "Sea cual sea el color del partido de Gobierno seguiremos incidiendo para que las políticas sean respetuosas con el medio ambiente", ha asegurado.
ACABAR CON EL CÁNCER MEDIOAMBIENTAL DEL PLANETA
Igualmente, insta al Ejecutivo a ser "más valiente" para lograr la "auténtica revolución verde" y un cambio de sistema económico y social para no tener que estar combatiendo constantemente "este cáncer medioambiental del planeta". "Hay que mitigar su enfermedad o lograr su cura", ha apostillado.
En lo que a él respecta, ha prometido que Greenpeace trabajará para lograr la "máxima aplicación y ambición" del Acuerdo de París mientras espera que España sea "cada vez más ambiciosa" con las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria, de las ciudades y del transporte, por ejemplo con medidas sencillas como reducir el tráfico urbano en un 50 por ciento.