Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Honduras sale ileso tras recibir su vehículo "dos impactos"

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya (d), y su ministro de Seguridad, Jorge Rodas (i), observan el auto en el que se transportaba el mandatario y que en un confuso incidente sufrió "dos impactos" de objetos desconocidos. EFEtelecinco.es
El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, resultó hoy ileso en un confuso incidente en el que su vehículo sufrió "dos impactos" de objetos desconocidos, informó el propio gobernante.
El incidente ocurrió en un bulevar de Tegucigalpa cuando la caravana de Zelaya, compuesta por tres vehículos, salía de la base Hernán Acosta Mejía, de la Fuerza Aérea hondureña, a su regreso de un viaje por el interior del país.
"No creo que sea esto un atentado, pero es necesario investigarlo", declaró Zelaya a medios locales tras el incidente, que se produjo poco después de las 18.00 hora local (00.00 GMT), y tras el cual, dijo, se salió del automóvil.
El ministro hondureño de Seguridad, Jorge Rodas, quien llegó al lugar del hecho, al igual que otras autoridades, descartó en declaraciones a la prensa que haya sido un atentado contra el presidente, aunque no explicó el por qué.
Rodas agregó que dejará que los cuerpos de investigación hagan su trabajo y rindan un informe, y que mientras tanto "no se puede entrar en el campo de la especulación".
Hay que investigar qué tipo de objeto impactó el automóvil de Zelaya, el ángulo y la dirección desde donde fue lanzado y otras circunstancias del hecho, indicó el ministro de Seguridad.
El gobernante explicó que los dos impactos se produjeron "del lado" donde él venía sentado, y aclaró que no se sabe si fue una piedra u otro objeto, lo cual será determinado por las autoridades que ya están investigando el caso.
También aclaró que ni él ni ninguno de sus acompañantes sufrió "ningún problema específico", aunque explicó que "el vidrio (de la ventanilla, que al parecer no es blindado) quedó semidestrozado".
El incidente ocurrió en momentos en que Zelaya mantiene un pulso con diversos sectores políticos de oposición y de su propio partido, el Liberal, así como con dueños de medios de comunicación, periodistas y otros sectores sociales por su pretensión de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, para lo que tiene previsto hacer una consulta popular el próximo día 28.
El Poder Judicial, el Tribunal Supremo Electoral y el Parlamento, entre otros organismos del Estado, consideran que la consulta que pretende llevar a cabo Zelaya es ilegal porque el Ejecutivo no tiene potestad para llamar a una asamblea de ese tipo constituyente y han señalado que de producirse rompería el orden constitucional.
Criticado por sus frecuentes viajes, Zelaya canceló su participación en la VI Cumbre de Petrocaribe celebrada hoy en Basseterre, la capital de las dos pequeñas islas de San Cristóbal y las Nieves, en el Caribe oriental, donde fue representado por la canciller hondureña, Patricia Rodas.
En un reciente editorial sobre las relaciones de Zelaya con un sector de la prensa, el semanario del Gobierno, "Poder Ciudadano", advirtió de que vendrían "atentados" en el país, sin precisar contra quiénes ni su procedencia, versión que reiteró el presidente de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, Milton Jiménez, uno de los funcionarios más cercanos al gobernante.