Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente Zelaya promete ayuda a las familias que perdieron la casa por el terremoto

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, prometió hoy ayuda a las familias que perdieron su casa a causa del terremoto que se registró en el Caribe, con un saldo de seis muertos y daños a la infraestructura.
Zelaya dijo en cadena de radio y televisión que Honduras ha tenido la suerte de no sufrir una tragedia de gran magnitud, a pesar de la fuerza del terremoto, de 7,1 grados en la escala de Richter.
Otros países han sufrido daños mayores con terremotos de menor intensidad, de unos cinco grados, acotó.
Los daños fueron menores en Honduras, según los expertos, porque el epicentro del terremoto de ayer fue unos 130 kilómetros al norte de la costa caribeña del país centroamericano.
El gobernante indicó que, como las viviendas dañadas son pocas, alrededor de un centenar, el Gobierno brindará ayuda para la reconstrucción con fondos de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), que promueve el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
Los fondos se entregarán directamente a los damnificados, en coordinación con varias instituciones del Gobierno, indicó Zelaya, quien no precisó a cuánto ascienden las pérdidas materiales que dejó el sismo, que causó daños en 11 de los 18 departamentos del país, en algunos muy leves.
Agregó que uno de los edificios más dañados es el del Poder Judicial, en San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante, cuya reconstrucción puede costar entre 200 y 300 millones de lempiras (de 10 a 15 millones de dólares).
El inmueble, de reciente construcción, tendría que ser demolido, según informes extraoficiales.
Otros daños, en bordos de contención de algunos de los ríos que cruzan la región norte de Honduras, se calculan en unos 40 millones de lempiras (2,1 millones de dólares), afirmó Zelaya.
Otras fuentes públicas calculan que los daños causados por el terremoto podrían sumar unos 100 millones de dólares.
Zelaya dijo que ha recibido mensajes de solidaridad de varios países de América Latina, de organismos internacionales y embajadores de países amigos acreditados en Tegucigalpa.
El presidente visitó ayer la región norte de Honduras para conocer la magnitud de los daños que dejó el terremoto.