Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La presunta asesina de tres ancianas culpa a una inquilina

Ha declarado por primera vez. Vídeo: ATLAS.telecinco.es
La declaración de hoy en la Audiencia de Barcelona es la primera que realiza ante una instancia judicial o policial desde que fue arrestada, a principios de julio de 2006.
"Sería incapaz de hacer algo así", ha destacado la acusada, para quien el fiscal pide penas que suman 172 años de cárcel por tres delitos de asesinato, seis de intento de asesinato y siete de robo con violencia que tuvieron lugar entre junio y julio de 2006.
Al parecer, la acusada se ganaba la confianza de las ancianas para acceder a sus domicilios, las asesinaba y se apropiaba de dinero en efectivo y joyas.
Una argentina de nombre Mary
Remedios S.S. ha reconocido que estuvo en el domicilio de las víctimas, pero siempre junto con la mujer a la que acusa de los crímenes, quien, según ha dicho, se llama Mary, es argentina y cuidaba ancianas a domicilio.
Si en el piso de las víctimas sólo se hallaron huellas dactilares de la acusada y ninguna de Mary, es porque ella llevaba siempre guantes de látex, según "Reme".
La procesada ha descrito a Mary como una mujer de estatura mediana, de constitución fuerte y pelo corto y de color caoba, y ha explicado que estuvo viviendo en su domicilio durante un mes, aunque nunca llegó a dormir en casa porque, ha dicho, "prefería estar con su novio", entonces de vacaciones en Barcelona.
En referencia a las joyas de las víctimas halladas en su domicilio, ha explicado que se las había dado Mary como aval hasta  por la habitación que le alquiló.   LA