Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La primavera será más cálida de lo normal, tras el segundo invierno más caluroso en 55 años

La primavera, que comenzará el próximo domingo a las 05.30 horas en la Península, será muy probablemente, más cálida de lo normal "en toda España", y menos lluviosa en el sur de la Península y Baleares, después de que este invierno haya sido también "muy cálido", el segundo más caluroso desde 1961, solo por detrás del de 1989-90, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
En la rueda de prensa estacional de la primavera en la AEMET, la portavoz, Ana Casals, ha señalado que en abril, mayo y junio, hay una tendencia a que la temperatura alcance "con mayor probabilidad" valores superiores a los normales en toda España respecto al periodo de referencia 1981-2010, una treintena que ya es, de por sí, más cálida que el periodo 1971-2000, con el que se comparaban hasta el año pasado los datos climatológicos.
Respecto a las precipitaciones para la próxima primavera, también ha observado una "mayor probabilidad" de que llueva menos de lo normal en el sur de la Península y Baleares, mientras que "no se aprecia señal", de modo que parece que lloverá en torno a los niveles habituales en el norte peninsular y en Canarias, donde no se observan diferencias "significativas" sobre su climatología.
Esta predicción para la próxima estación llega después de un invierno de 2015-2016 que en España ha tenido una temperatura media de 9,59 grados centígrados, un valor que es 1,65 grados centígrados más que la media de la estación. Además, este invierno ha sido el más cálido de este siglo, de modo que la temperatura media de los meses de diciembre, enero y febrero ha superado en 0,73 grados centígrados al anterior registro más alto de este siglo, que fue el del invierno de 2007-2008.
Con carácter general, la portavoz ha destacado que las medias han más cálidas de lo normal en toda España ya que no hay "ninguna sola región donde no se hayan superado los valores normales".
Durante la mayor parte del invierno el termómetro se mantuvo por encima de lo normal, ya que apenas llegaron entradas de aire frío hasta la segunda quincena de febrero. De hecho, ha precisado que la temperatura media mensual fue 2 grados centígrados superior a lo normal en diciembre; 2,3 grados centígrados más en enero y 0,8 grados centígrados más en febrero.
Con esta situación, 44 estaciones de la red principal han registrado récords de temperaturas medias más altas este invierno 77 con efemérides sobre el periodo de referencia.
En cuanto a las precipitaciones, la portavoz ha explicado que el invierno ha sido normal en su conjunto, con una precipitación media de 195 litros por metro cuadrado, un dato que se queda un 2 por ciento por debajo del valor medio del trimestre.
No obstante, ha agregado que el comportamiento de las precipitaciones fue "muy diferente" a lo largo del trimestre, ya que diciembre fue "extremadamente seco", con un 80 por ciento por déficit de lluvias, frente a enero y febrero, que fueron "muy húmedos", en concreto, con un 41% y un 66% más lluviosos de lo normal.
((HABRÁ AMPLIACIÓN))