Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los profesores ugandeses inician una huelga indefinida para lograr un aumento de sueldo del 20 por ciento

Los profesores de colegio ugandeses han iniciado este lunes una huelga indefinida tras no obtener un aumento de su sueldo del 20 por ciento, subrayando así las dificultades a las que se enfrenta el Gobierno después de que los donantes occidentales interrumpieran el año pasado sus ayudas al país.
El Gobierno ha prometido aumentar el salario de los profesores, entre los más bajos del país, pero al mismo tiempo debe hacer frente a una serie de compromisos presupuestarios tras la interrupción de las ayudas por acusaciones de corrupción.
El secretario general del Sindicato Nacional de Profesores de Uganda (UNATU), James Tweheyo, ha señalado que los 159.000 miembros del sindicato no darán clases desde este lunes hasta que sus peticiones sean atendidas.
Los profesores ugandeses figuran entre los funcionarios peor pagados del país. Un profesor de primaria gana una media de 250.000 chelines (72 euros) al mes y uno de educación secundaria gana unos 450.000 chelines (131 euros).
"Desde hoy, no vamos a ir a clase. Esta es la posición de todos los profesores del país", ha afirmado Tweheyo. "Sabemos que en los pueblos algunos pueden ser intimidados por las autoridades locales pero, incluso si son forzados a ir a clase, no enseñarán", ha añadido.
"En estos momentos, se están produciendo consultas a nivel ministerial (...) pero ahora mismo no es posible satisfacer esa demanda", ha declarado un portavoz del Gobierno, Ofwono Opondo. "UNATU no es el patrón de los trabajadores. Lo es el Gobierno y les hemos advertido de que si este pulso termina en empujón, el Ejecutivo prevalecerá", ha asegurado.