Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La decisión de prohibir matar al Toro de la Vega es "autoritaria" y "electoralista", según un experto

El profesor de Ética de la Universidad Miguel de Cervantes de Valladolid Miguel Ángel Quintana de Paz ha calificado de "autoritaria" y "electoralista" la aprobación por parte de la Junta de Castilla y León del decreto ley que prohíbe matar reses de lidia en espectáculos taurinos populares, lo que afecta al 'Toro de Vega' de Tordesillas (Valladolid).
En declaraciones a Europa Press, Quintana de Paz ha recordado que esta medida "no es nueva", pues ha apuntado que tanto el dictador Miguel Primo de Rivera, en los años 20 del Siglo XX, como el general Francisco Franco en los años 60 "intentaron prohibir" el festejo, por lo que entiende que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, "se suma a la nómina".
Este docente ha recalcado que la decisión le parece "autoritaria" pues se toma "desde el poder que da estar en un despacho" y "sin escuchar a los ciudadanos de Tordesillas ni a su Ayuntamiento", al tiempo que ha recordado que el Partido Popular y el PSOE de la localidad vallisoletana han apoyado siempre la celebración de este torneo de acuerdo con la tradición.
Quintana de Paz, que defendido el festejo en debates televisivos, ha apuntado que se había hablado en los últimos meses de que el Ayuntamiento de Tordesillas organizase un referéndum sobre la continuidad del Toro de la Vega, pero entiende que a la Junta "no le ha parecido bien", lo que ha comparado con actitudes de "dictadores" que "sólo convocan los referéndum que están seguros que van a ganar".
Por otro lado, el profesor ha observado un componente "electoralista" en la decisión debido a la cercanía de las Elecciones Generales previstas para el próximo 26 de junio. "No sé si el PP espera ganar algún voto entre los animalistas radicales que vienen al Toro de la Vega a tirar piedras", ha ironizado Quintana de Paz, quien ha calificado de "raro" este planteamiento electoral.
En su opinión, desde una perspectiva liberal, los gobernantes "no deberían marcar los actos" de los ciudadanos ni ignorar la "libertad" de un municipio como Tordesillas para celebrar este festejo. Por ello, ha advertido de que, tal y como ocurrió cuando Franco prohibió también matar al toro a finales de los años 60, el torneo podría salir reforzado, porque augura "la gente se resiste a estas decisiones autoritarias".
Asimismo, Quintana de Paz ha defendido la continuidad del festejo tal y como se ha celebrado desde hace siglos, pues considera que "no es un festejo más cruel que una corrida de toros", ya que "para empezar" en una tarde mueren seis y en el Toro de la Vega, sólo uno.
No obstante, ha lamentado que al haberse convertido en "una cuestión mediática", la Junta y el PP han visto la oportunidad de "apuntarse un tanto para parecer amantes de los animales".