Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La propietaria del 'Baltic Breeze' prepara la reparación y se pone a disposición de los investigadores

El capitán y dos oficiales ya declararon ante la Guardia Civil y están a la espera de ser llamados del juzgado
La empresa propietaria del buque 'Baltic Breeze', Wallenius Marine, ha iniciado los preparativos para la reparación del casco del carguero, que ha resultado con "daños mínimos" tras colisionar, en la madrugada del martes, con el pesquero 'Mar de Marín' (que se fue a pique).
Según han explicado a Europa Press fuentes de la empresa, tanto la compañía como la tripulación del barco se han puesto a disposición de las autoridades para colaborar en la investigación del siniestro, que se saldó con tres marineros fallecidos y otros dos que aún permanecen desaparecidos (otros cinco ocupantes del arrastrero, cuatro marineros y un biólogo-observador, fueron rescatados en una balsa).
De hecho, en las últimas horas, el capitán del mercante y dos oficiales prestaron declaración ante la Policía Judicial de la Guardia Civil, y también colaboraron con los miembros de la comisión de investigación de accidentes marítimos, que estuvieron a bordo del 'Baltic Breeze' para recabar datos sobre lo ocurrido y poder acceder a la VDR (una especie de 'caja negra' donde se registra la actividad, comunicaciones y trayectoria del buque).
Este jueves, peritos y técnicos ultiman los preparativos para abordar las reparaciones en el casco del mercante, que resultó con algunos daños no graves, especialmente en la zona del bulbo, en proa. Así, se está elaborando un plan de subsanación de los daños (sellado de grietas, pintura, etc.) para garantizar la seguridad de la navegación.
Además de esos peritos (entre ellos, buzos contratados por la empresa operadora), otros técnicos están visitando estos días el barco, como representantes de aseguradoras, sociedad de clasificación, etc. y otro agentes relacionados con la seguridad de un barco, con el fin de dilucidar si puede haber responsabilidades civiles en lo ocurrido.
AUTORIZACIÓN
El 'Baltic Breeze' está pendiente todavía de tener autorización para abandonar el puerto de Vigo, pero lo cierto es que el Juzgado de Instrucción número 7 de la ciudad todavía no ha iniciado las diligencias ni la toma de declaraciones de los supervivientes o de los tripulantes del mercante, a la espera de que la Guardia Civil finalice su atestado.
El 'Baltic Breeze', operado por UECC, no tenía carga en el momento del accidente, y está a la espera de poder cargar coches en la terminal de Bouzas y continuar su travesía rumbo a Argelia. El buque, de 164 metros de eslora y con bandera de Singapur, tiene capacidad para 3.200 vehículos.