Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La emoción de Ari, el niño de cinco años que vuelve a casa con un corazón nuevo

Ari Schultz, un niño de Boston de cinco años de edad, recibió la noticia que tanto esperaba tras permanecer 187 días ingresado en el hospital en el que fue sometido a un trasplante de corazón: podía regresar a casa. El momento en el que su padre le comunicó la noticia, grabado y compartido por su progenitor, ha emocionado a la Red por la lucha del niño y de la familia durante tanto tiempo.

La historia de Ari es de superación, ya que fue diagnosticado con problemas de corazón desde muy pequeño, según explica People. Ahora, el niño de cinco años que llevaba ingresado más de seis meses en el Hospital Intantil de Bostón para intentar salir adelante y poder llevar algún día una vida normal se encuentra en su casa.
En el vídeo en el que le comunican a Ari que va a poder abandonar el hospital, el pequeño muestra una reacción increíble. Tantas son las ganas de salir y tan claro tiene qué va a hacer cuando esté fuera, que al ser preguntado sobre qué es lo primero que quiere hacer cuando regrese a casa, Ari sin titubear asegura que quiere ir a un campo de béisbol, practicar su swing de golf y jugar con sus ‘aros’.
Y no necesitó mucho tiempo para que sus deseos se hiciesen realidad, ya que según confirmo Mike Schultz, su padre, Ari pudo ir a un campo de béisbol el pasado sábado. Y no sólo eso, si no que el domingo, Día del Padre en Estados Unidos, Ari y Mike compartieron una jornada de golf, por lo que seguro que el pequeño pudo practicar su swing.
ARI, EL PEQUEÑÓ QUE HA EMOCIONADO A LA RED
Mike ha ido compartiendo a través de un blog titulado 'Echo of Hope' (Eco de la Esperanza) las andanzas en el hospital del pequeño. Y aunque a priori pueda parecer un lugar aburrido, él mismo ha querido asegurar que la vida de Ari en el centro sanitario ha sido “mucho más rica y completa de lo que muchos de nosotros nunca tendremos”.
Pero, aunque su padre haya asegurado que ha pasado buenos momentos en el hospital, no hay que olvidar que durante su estancia allí tenía que tomar más de 50 medicamentos diferentes y ha sido operado más de 10 veces incluyendo un trasplante de corazón y una cirugía de emergencia para colocarlo en el soporte vital.
Y es que no es la primera vez que una reacción de Ari consigue emocionar a los internautas. El pasado 3 de marzo su padre le informó de que por fin iba a recibir el trasplante de corazón que tanto llevaba esperando.
A pesar de que todo parecían buenas noticias, varios días después del trasplante, concretamente el 22 de marzo, su cuerpo parecía que había rechazado el nuevo corazón, por lo que el pequeño Ari sufrió un paro cardíaco. Y cuando parecía que todo estaba perdido, el cuerpo de Ari aceptó el corazón y el pequeño salió adelante.
CAMPAÑA PARA SALVAR VIDAS
La experiencia vital que los padres de Ari han ido aprendiendo durante la enfermedad de éste, les sirvió para crear una campaña en la que se propusieron salvar 100.000 vidas.
schultz-fundraiser-youcaring
Esta idea surgió cuando los medios se quisieron poner en contacto con ellos debido a la repercusión que tuvo el vídeo en el que le comentaban a Ari que existía un corazón para él. Debido a que quisieron respetar a la familia del pequeño del que había salido el nuevo corazón de Ari, decidieron que cuando hablaran con los medios iban a difundir la campaña para concienciar a la población.
“Hemos empezado una campaña para salvar 100.000 vidas. Nuestro objetivo de la campaña #100kLives es conseguir 12.500 personas que actualmente  no  se inscribieron para ser donantes de órganos para hacerlo”, compartieron los padres a través del blog familiar, que seguro que ha servido para que mucha gente se inscriba en la lista lo que podría salvar la vida de miles de personas.
REACCIONES EN LA RED
Han sido muchas las reacciones a las buenas noticias de Ari, pero si una destaca es la de Pete Frates, una ex estrella de béisbol del Boston College y enfermo de ELA. Aunque su nombre no pueda sonar de primeras, él inspiró el Ice Bucket Challenge.
De este modo, tal y como informa WCVB, Pete publicó un primer mensaje en Twitter en el que aseguraba que se “sentía muy mal por sí mismo por el colapso pulmonar doble. ¡El coraje que ha demostrado Ari me ha inspirado para poner mi culo en marcha!”.
Pero el tuit relevante vino después, cuando nombrando a Sam Kennedy, el propietario de los Boston Red Sox (el equipo de béisbol preferido de Ari), le decía al pequeño que si quería unirse a él e ir un día al estado de su equipo favorito. Rápidamente Sam contestó que cuando ellos quisieran podrían ir a un partido, llegando a decir que “con ellos dos en el campo no podían perder”.
Por ello, es muy probable que Ari pueda vivir un día inolvidable, y no sólo por asistir a un partido de los Red Sox, sino que es muy probable de que pueda llegar a conocer a los que son sus ídolos de uno de sus deportes favoritos. A veces los sueños sí se cumplen.