Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El obispo recalca que el lanzamiento o no de la pava en Cazalilla "es totalmente ajeno" a la iglesia

El obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, ha recalcado este jueves que el lanzamiento o no de una pava viva desde el campanario de la parroquia de Santa María Magdalena de Cazalilla es un asunto "totalmente ajeno a la iglesia".
Así lo ha indicado a preguntas de los periodistas después de que esta tradición, que se celebra cada 3 de febrero con motivo de la festividad de San Blas, este año no se haya cumplido. Eso sí, aunque el animal no fue arrojado desde la torre, que estaba cerrada, volvió a ser protagonista cuando apareció portado por un hombre que lo paseó entre la multitud, como poco después ocurrió con una segunda pava.
"Lo único que les puedo decir es que es un tema totalmente ajeno a la parroquia, pertenece a otras instituciones públicas. La parroquia se ha limitado a atender a los fieles en los actos de culto con una preparación, una misa, una procesión y punto final", ha manifestado.
Del Hoyo ha añadido que "el tema ya de subir o no subir al campanario lo ha tomado la autoridad", aunque sin poder precisar cuál, ya que, entre otras cosas, no había "hablado todavía con el sacerdote", de modo que se ha referido a lo que ha conocido "en la prensa".
Tras señalar que este acontecimiento "trasciende mucho" y llega incluso a puntos fuera de la provincia, ha dicho entender que se tendría que "informar más quizás del alcance que eso debe tener según la ley" y que la gente lo conozca. Ha agregado que "los tiempos han cambiado" y "la ley hay que cumplirla sencillamente, pero no lo hace la Iglesia".
"La Iglesia es servicio al culto de los fieles que acuden al templo y seguir esa tradición con la cofradía, con la procesión, etcétera. Nada más. Si invaden la iglesia o los tejados no pertenece a esto", ha afirmado el obispo de la Diócesis jiennense.