Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio recomienda emplear un rango de entre 20.000 y 25.000 euros de coste-efectividad de los tratamientos en España

El estudio 'Valor Monetario de un Año de Vida Ajustado por Calidad: Estimación empírica del coste de oportunidad en el Sistema Nacional de Salud', presentado en el marco de las XXXVI Jornadas de Economía de la Salud (AES), ha recomendado emplear un rango de entre 20.000 y 25.000 euros de coste-efectividad de los tratamientos en España.
Se trata del primer trabajo empírico que obtiene, a partir de modelos econométricos sobre la esperanza y calidad de vida de la población, un valor de referencia para España que sitúa el coste promedio por año de vida ajustado por calidad (AVAC) en el Sistema Nacional de Salud (SNS) está entre los 21.000 euros y los 24.000 euros durante el periodo 2008-2013.
"La decisión de incorporar una nueva tecnología se debe basar en la comparación de las pérdidas en salud asociadas a la cancelación de servicios que son actualmente prestados y las ganancias en salud asociadas a la nueva incorporación", subraya el trabajo.
Este "coste de oportunidad" se puede aproximar a través de la estimación del coste por año de vida ajustado por calidad (AVAC) que opera actualmente en el SNS, con el que "estimamos cuanta salud se pierde de media en la población cuando se retiran recursos sanitarios empleados actualmente en el sistema.
Así, recomienda emplear un rango de entre 20.000 y 25.000 euros como umbral de coste-efectividad en contextos que requieran "desinversión" para liberar recursos que financien nuevas intervenciones. Del mismo modo, propone continuar explorando la valoración social de las ganancias en salud para la fijación de un umbral coste-oportunidad en otros contextos que no requieran desinversión en el sistema sanitario.
"Un umbral que guíe las decisiones públicas "previene de la improvisación" en las actuaciones de los gobernantes, y que en caso contrario, la tendencia es a decidir las inversiones y desinversiones en base a silos. Esta manera de proceder en las decisiones relacionadas con la salud va en contra del genotipo de la Economía de la Salud y es lo peor que se puede hacer", ha comentado la presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública, Beatriz González López-Valcárcel.