Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

‘A relaxing cup of café con leche’ da juego

La hemos oído ya cientos de veces y la hemos visto en todos los sitios. Una oportunidad que, por ejemplo, han querido aprovechar para hacer negocio unos jóvenes valencianos que abrieron hace poco su propia empresa. Y qué mejor que una taza para estampar el 'relaxing cup of café con leche'. Venta de tazas con la famosa frase de la semana. Todos quieren vivir la experiencia  en la Plaza Mayor y los camareros no paran de servir, aunque aseguran que mantienen los precios. Y hay quien a través de las redes sociales vive el relaxing trayéndose el café de casa y tomándose con humor la derrota olímpica. Aquí el relaxing cup ya hace la competencia a la mismísima paella. Son las huellas que deja el mal trago  olímpico.