Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La rentabilidad de ser padre a los 13 años

Las fotos del joven Alfie Patten con su hija en brazos han dado la vuelta al mundo, conmocionando a la opinión pública. Pero detrás de la impactante noticia hay un negocio que lleva a enriquecerse a diarios y a llenar, al menos temporalmente, los bolsillos de los protagonistas.
Según 'El Mundo', el chivatazo de la noticia lo dio un miembro de la familia. Pero una buena historia, necesita unas buenas fotos, y por ellas, The Sun, pagó 25.000 libras (unos 28.000 euros).
Una vez publicada la noticia, al parecer intentaron rebajar el precio convenido a la mitad, unos 11.000 euros, pero la familia del padre de 13 años decidió contratar como representante a Max Clifford, toda una institución en esto de conseguir dinero a cambio de buenas historias.
Pero las familias de los dos jóvenes piensan seguir explotando la prematura paternidad de sus hijos. Según la información, 15 televisiones andan detrás de la exclusiva para rodar un documental sobre la historia, por un precio que no bajaría de las 80.000 libras.
Más padres para Maisie
En toda buena historia, siempre hay quien revolotea para sacar tajada. Chantelle y Alfie tienen a sus propios moscones. Richard Goodshell, de 16 años, y Tyler Barker, de 13, han asegurado en un medio local que ellos podrían ser los padres de esa niña, porque también mantuvieron relaciones sexuales con la joven de 15 años.
Goodshell, incluso ha pedido una prueba de ADN para determinar si es el padre de Maisie, "si soy el padre, tengo derecho a saber", afirma el adolescente. "Sé que podría ser el padre. Todos piensan que lo soy. Mis amigos me dicen que el bebé tiene mis ojos, incluso mi madre piensa lo mismo", ha declarado a un diario británico.
Por su parte, Tyler, estudiante de secundaria, afirma haber sostenido relaciones con Chantelle Steadman, sin haber utilizado método alguno de contraconcepción. "Espero no ser yo. Todos mis amigos me han estado molestando todo este tiempo, pero no es divertido", dice el estudiante al tabloide 'News of the World'.
Richard Goodshell asegura que hasta cinco jóvenes más, con edades entre 14 y 15 años, se encuentran en la misma situación que él.
Chantelle niega que esto sea cierto y su familia sostiene que el padre de la criatura es el pequeño Alfie. BQM