Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las repatriaciones deben garantizarse para que no disminuya la presencia de profesionales en las zonas afectadas

El director del Instituto de Salud Carlos III, Antonio Andreu, que forma parte del comité científico que asesora al Comité Especial creado por el Gobierno para la gestión del ébola en España, cree que se debe seguir garantizando la repatriación a aquellos profesionales sanitarios que están en los países de África occidental afectados por el brote de ébola, ya que de lo contrario cree que podría disminuir su presencia "en el lugar que más los necesita".
Este experto, que ha comparecido ante los medios con motivo de la reunión que mantiene a diario este comité en el Palacio de la Moncloa, cree que los cooperantes que trabajan en estos países son "la mayor esperanza para contener el brote y que no se extienda en su capacidad global".
"Son profesionales sanitarios de países desarrollados que han tomado la decisión personal de desplazarse a un lugar en el que las atenciones sanitarias no tienen estándares adecuados para contener este brote", ha defendido Andreu.
Por ello, ha insistido que es "extraordinariamente importante" que a estos profesionales sus países de origen "les garanticen que, si tienen la desgracia de infectarse por virus ébola, los van a repatriar a su lugar de origen".
De lo contrario, Andreu explica que podría producirse una situación "preocupante" desde el punto de vista de salud pública ya que podría hacer que muchos profesionales se negaran a desplazarse a estas zonas.
No obstante, ha precisado que dentro del Comité científico sobre el ébola se considera que la repatriación hay que "matizarla caso a caso" y, de hecho, ha reconocido que así es como lo están haciendo los países que ya han repatriado a algún compatriota.