Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los salesianos hacen un llamamiento a la comunidad internacional para que trabaje por la paz y erradique la desigualdad

Misiones Salesianas ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que trabaje por la paz, por erradicar las desigualdades y conseguir un mundo más justo, con motivo de la celebración el próximo sábado del Día Internacional de la Paz.
Para hacer extensivo este llamamiento, los salesianos recogen la voz de una niña del Centro Don Bosco de Bangui (República Centroafricana), Mbapina Saliki, que en una redacción en la que describe el horror de la violencia que sufre el país desde marzo pasado exclama que "la guerra no es la solución para la paz". En la misma línea, un misionero salesiano en Damasco (Siria) señala que "la tristeza se respira en cada rincón" y que no son los mismos que antes de la guerra.
Estos son dos ejemplos que pueden aplicarse, según apunta Misiones Salesianas, a más de una veintena de países en los que la violencia es "la única realidad que vive la población" como la India, Sudán, Afganistán, República Democrática del Congo, Malí o Nigeria.
Para combatir esta situación, Misiones Salesianas trabaja con niños, niñas y jóvenes para darles una educación integral, en valores, en la tolerancia y el respeto que, para los salesianos, es "el verdadero instrumento para conseguir la convivencia pacífica entre los pueblos".
Los salesianos se encuentran en los países donde hay conflictos armados, en algunos casos han actuado como mediadores, como en Timor o en Colombia; en otras ocasiones atienden campos de refugiados, como en Palestina, Kenia o Rwanda, y a veces incluso han sido perseguidos por el hecho de ser católicos, como en Pakistán o Filipinas, según recuerdan.