Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 84% de las sillitas infantiles logra resultados satisfactorios en el último informe europeo

El Real Automóvil Club de España (RACE), junto con otros clubes europeos, ha participado en la edición de 2016 del Informe Europeo de Sistemas de Retención Infantiles, en el que se han analizado un total de 32 modelos de sillita, de los que el 84% ha obtenido resultados satisfactorios.
Según informó el RACE, los sistemas de retención infantil son objeto en este estudio de pruebas exigentes en las que se analiza la seguridad ante impactos frontales y laterales, el manejo, la ergonomía, así como el contenido de sustancias peligrosas, la limpieza y la confección de cada producto.
En la edición de este año, del total de 32 productos analizados, 20 modelos recibieron la calificación de 'Satisfactorio', mientras que seis, la de 'Aceptable'. Además, una sillita logró la valoración de 'Muy Satisfactorio' y cinco no superaron las pruebas en su conjunto, tres de ellas con la peor calificación ('Muy Insatisfactorio').
Así, el sistema de retención infantil Kiddy Evo-Luna i-Size, para niños de entre 45 y 83 centímetros de altura, fue la que obtuvo de la mejor calificación, logrando su mejor valoración en Seguridad ('Muy Satisfactorio') y la peor en sustancias tóxicas ('Aceptable').
Por su parte, los modelos Kiwy SF01 Q-Fix (hasta 18 kilogramos), KidsEmbrace Friendship (de entre 9 y 36 kilogramos) y More Ziti-Fix 23 (de entre 16 y 36 kilogramos) fueron las que obtuvieron la peor valoración, con un 'Muy Insatisfactorio'.
En relación con la seguridad de los niños, el RACE indicó que la silla debe estar firmemente instalada en el vehículo, así como que los cinturones de seguridad deben estar lo más ajustados posible y sin pliegues. Además, recomienda utilizar una base independiente si el cinturón no es lo suficientemente largo y conocer las limitaciones del vehículo antes de comprar un modelo u otro de sillita.
"Los resultados obtenidos en este informe muestran la importancia de comprar siempre el sistema con la homologación más moderna y exigente, como la norma i-Size. Siempre que podamos, hay que llevar al niño en sentido contrario a la marcha, lo que reduce el riesgo de lesiones en hasta un 75%", explica el club automovilístico.