Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos advierten al Principado que no aceptarán recortes en empleo en Educación y Sanidad

Los secretarios generales de UGT y CCOO en Asturias, Justo Rodríguez Braga y Antonio Pino respectivamente, han advertido este viernes al Gobierno regional que no van a aceptar las políticas de recortes en Educación y Sanidad y han pedido al Ejecutivo regional que busque fórmulas para velar por el empleo.
Al ser preguntado por las discrepancias de sindicatos con el Ejecutivo regional en esos dos ámbitos, Pino ha dicho que su sindicato no comparte esos recortes donde el empleo. Y ha dicho que existen ámbitos de actuación por los que debería apostar "de forma valiente" el Gobierno socialista asturiano. Ha mencionado, en materia de salud, que se podría ahorrar en las 'peonadas' de los médicos o en el gasto sanitario, apostando por los genéricos.
Tampoco acepta que los recortes en materia de educación afecten al empleo. Y ha dicho que el sector publico no sólo ha de prestar un servicio de calidad, sino que, en las actuales circunstancias, ha de ser "empleador".
"Las comunidades autónomas, incluida el Principado, no pueden continuar en la lógica de obediencia debida a las medidas impulsadas por Mariano Rajoy, porque nos llevan al precipicio", ha indicado.
Por su parte, Justo Rodríguez Braga, ha dicho que, a pesar de las negociaciones entre el Gobierno y sindicatos parece imposible llegar a un acuerdo con las posiciones que están encima de la mesa.
"Nosotros no vamos a aceptar ninguna medida regresiva a los trabajadores", ha advertido. Y ha dicho que no se puede obligar a los trabajadores a cobrar menos haciendo mucho más.
A juicio de Rodríguez Braga, las medidas del Gobierno asturiano deberían centrarse en "mejorar" los sistemas públicos de Sanidad y Educación.
Eso sí, se ha mostrado crítico con algún sindicato profesional sanitario. "Aquí hay algún tipo de trabajador de la Sanidad que parece más preocupado de qué hay de lo suyo, sin entender que hay que afrontar la solución de forma global; del sistema sanitario no forman parte sólo los médicos", ha comentado.