Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las sociedades médicas investigan el funcionamiento y la calidad de las unidades asistenciales

La Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Sociedad Española de Patología Digestiva, la Sociedad Española de Neuomología y Cirugía Torácica (SEPAR) y la Sociedad Española de Endocrinología (SEEN) han puesto en marcha una investigación para conocer el funcionamiento y la calidad de los servicios sanitarios en función con los resultados de salud.
"Los proyectos se deben enmarcar en la emergencia del profesionalismo en las sociedades científico-médicas españolas y poner los intereses de los pacientes como principio fundamental; es preciso medir los resultados de la actividad de las unidades asistenciales e investigar en la relación entre su organización, recursos y funcionamiento con los resultados en salud", ha afirmado el director de IMAS, el doctor Francisco Javier Elola.
Los resultados se han presentado durante el Congreso Anual de SEPAR y apuntan a que un 25 por ciento de la variabilidad en los resultados de salud de las unidades de neumología puede ser consecuencia de aspectos organizativos y de funcionamiento.
RESULTADOS DE LOS PROYECTOS
En la SEC, los resultados muestran que la evolución de los indicadores de ingresos hospitalarios por enfermedades del corazón durante el periodo de 2007 a 2013 reflejan una mejora en la gestión clínica del infarto agudo de miocardio, pero la frecuentación, la disminución de la estancia media y el incremento de reingresos revela que no se está haciendo una gestión clínica adecuada de la insuficiencia cardiaca.
Solo el 56 por ciento cuenta con unidades de insuficiencia cardiaca crónica y el 45 por ciento con unidades de rehabilitación. Por tanto, la dotación de recursos está por encima de los criterios de ordenación de recursos recomendados.
"Los retos más importantes para mejorar la calidad de la atención al paciente con cardiopatía son la mejora de la calidad en el desempeño y de la eficiencia en la gestión", ha asegurado el presidente de la SEC, Andrés Íñiguez.
Por su parte, los resultados aportados por la SEMI y SEOM muestran que las altas dadas por las Unidades de Medicina Interna del Sistema Nacional de Salus crecieron un 11 por ciento de 2007 a 2013, con una reducción del 12 por ciento de la duración de estancia media.
COMPONENTES DE LA INVESTIGACIÓN
En primer lugar, es necesario disponer de información de estructura, actividad y procesos de las unidades asistenciales con un registro elaborado a partir de una encuesta dirigida a los responsables de servicios.
Después, analizar los indicadores de eficiencia, calidad y resultados en salud de estos servicios e investigar si existe relación entre los datos de estructura, actividad y procesos.
Tras analizar estos datos, se facilita a las unidades cifras que les permitan comparar con las unidades de su grupo de modo que puedan autoevaluarse.