Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los análisis dan negativo en el caso sospechoso de ébola y se desactiva el protocolo de actuación en Murcia

Los análisis realizados sobre las muestras tomadas este martes al joven de Mali que activó el protocolo de caso sospechoso de ébola en la Región de Murcia han dado negativo para esta enfermedad, según los resultados del laboratorio oficial de Majadahonda del Instituto Carlos III en Madrid.
Aunque el paciente permanece aislado y hospitalizado en el Servicio de Infecciosas del Hospital Virgen de la Arrixaca, ya que los análisis realizados en el hospital murciano han dado positivo para malaria, por lo que el paciente empezará a ser tratado para esta enfermedad. El paciente está "estable", y permanecerá en la misma situación de ingreso por el momento, según ha informado la Consejería de Sanidad.
En este sentido, la Consejería asegura que se ha seguido paso por paso todo lo establecido en el protocolo de actuación ante un caso sospechoso de ébola, así como que la Dirección General de Salud Pública está trabajando sobre el caso desde el primer momento para establecer todas las medidas necesarias en estos casos.
Se trata del segundo caso sospechoso de padecer esta enfermedad que se atiende en la Región, tras el aislamiento de un paciente a principios de mes que resultó negativo y fue dado de alta.
Al respecto, la consejera, Catalina Lorenzo, ha querido "felicitar a todos los profesionales implicados en la activación del protocolo, porque su actuación ha sido ejemplar", y ha recordado que "seguiremos trabajando para mejorar la formación".
El coordinador del protocolo de actuación ante el virus del ébola en el Hospital de referencia en la Región, José Antonio Herrero, ha avanzado esta mañana que el ingresado evolucionaba "muy favorablemente", sin fiebre ni dolores de cabeza, "sus constantes se mantienen y tiene apetito", por lo que, ha manifestado, "no puede ser mejor".