Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los supermercados Simply se suman a la cardioprotección de sus centros tras un acuerdo con B+Safe

La compañía B+Safe y la cadena de supermercados Simply han llegado a un acuerdo para dotar de desfibriladores a los 37 centros de la cadena y para formar a los 300 empleados en la maniobra de resucitación cardiopulmonar y en el manejo de desfibriladores.
"Simply ha instalado equipos DOC (Desfibrilador Operacional Conectado) en 37 centros de País Vasco y Cataluña con el objetivo de reforzar nuestro compromiso con la sociedad y con nuestros clientes instalando desfibriladores inteligentes que son más fáciles de manejar y más seguros que los convencionales", ha explicado la responsable de Relaciones Laborales de Simply, Silvia Romanos.
Según el director general de B+Safe, Nuño Azcona, "es fundamental disponer de estos equipos en lugares que registran una afluencia masiva de personas, como los centros comerciales y de ocio donde su presencia puede suponer la posibilidad de salvar o no una vida".
De hecho, las estadísticas han demostrado que, cada día, fallecen aproximadamente 100 personas por persona cardíaca, lo que constituye un problema de salud pública de gran magnitud, evitable en muchos casos.
"Son espacios donde se incorporan numerosos servicios y dispositivos para aumentar nuestra seguridad en distintos ámbitos y los equipos de cardioprotección se deben considerar prioritarios; en España está aumentado de manera importante el interés por incorporar la cardioprotección a estos entornos, pero aún queda mucho recorrido", ha añadido el director de B+Safe.
Para Nuño Azcona, "la fuerte apuesta que Simply ha realizado a este respecto le aporta un valor altamente diferencial en el sector de la distribución; se consolida como compañía muy sensibilizada en cuanto a la protección de sus empleados y clientes avanzando en sus planes de mejora continua y compromiso social".
CÓMO ACTUAR ANTE UN PARO CARDÍACO
El elevado número de muertes por paro cardíaco en la población, ha animado a gobiernos, empresas, entidades y asociaciones a concienciar a la población y tomar medidas que permitan revertir la situación gracias a la creación de zonas o espacios cardioprotegidos.
En primer lugar, ante un paro cardíaco repentino, se debe realizar una resucitación pulmonar que permita mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro hasta que se restablezca el ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica del desfibrilador.
El tiempo máximo para aplicar la desfibrilación es de cinco minutos y existen cuatro pasos críticos para tratar el paro cardíaco: el reconocimiento y la llamada de emergencia, una rápida resucitación cardiopulmonar, desfibrilación temprana y cuidados post-resucitación.
El sistema DOC está operativo las 24 horas del día e incluye servicios de telecontrol del equipo, geolocalización, tele-asistencia, asistencia verbal, alerta automática de socorro, centro de atención telefónica y mantenimiento.
Por eso, el director de B+Safe valora positivamente que Simply haya incorporado la cardioprotección en sus centros "independientemente la provincia o comunidad autónoma en que estén situados, y de que la falta de homogeneidad de la legislación española a este respecto no obligue a ello en todos los casos".