Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La pareja de la supuesta parricida de Lloret niega agresiones sexuales

Foto de Martin Anthony Smith, de 44 años, el pederasta más buscado en Reino Unido y pareja de la parricida británica acusada de matar a sus dos hijos en Lloret de Mar (Girona). Smith fue detenido en Barcelona el pasado 7 de mayo y entregado ayer a su país. EFE/Archivotelecinco.es
Martin Smith, la pareja de la mujer que supuestamente asesinó a sus dos hijos menores en Lloret de Mar, se declaró hoy "no culpable" ante un tribunal británico en relación con un total de once agresiones sexuales de las que se le acusa en el Reino Unido.
Smith, de 45 años, negó ser autor de tres delitos de violación, tres de intentos de violación, cuatro de agresión indecente y uno de indecencia cometidos entre mayo de 1995 y abril de 2004 contra una menor, según la agencia local de noticias PA.
El acusado sólo habló ante el tribunal de la localidad de Carlisle (norte de Inglaterra) para declararse no culpable.
Smith fue extraditado al Reino Unido procedente de España tras su detención en Barcelona el 7 de mayo, 11 días antes de que su pareja, la también británica Lianne Smith, de 43 años, fuera detenida por la policía española como presunta homicida de sus dos hijos menores: Rebeca, de cinco años, y Daniel, de 11 meses.
Smith, que hasta su detención era uno de los pederastas más buscados del Reino Unido, era el padre del bebé y de que su hermana era fruto de una relación anterior de la detenida.
Fue detenido por los Mossos d'Esquadra en Barcelona en cumplimiento de una orden de busca, detención y extradición de las autoridades británicas por un delito continuado de agresiones sexuales a una hijastra suya menor de edad y por otros casos de abusos sexuales cometidos hace años en su país.
Según las autoridades británicas, en 2008 incumplió los términos de la libertad bajo fianza en la que estaba a la espera de ser procesado por un caso de violación de un menor de 16 años y por varios casos de "grave indecencia pública" durante 1995 y 2005.
La vista celebrada hoy fue el paso previo para el juicio que se celebrará en la Corte de la Corona de Manchester en relación con las citadas 11 agresiones sexuales, previsiblemente el 1 de noviembre.