Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tatuaje que con sudor 'carga' de energía tu cuerpo y tu smartphone

Tatuajetelecinco.es

El tatuaje que produce energía a través del sudor acaba de ser presentado en la reunión anual de la Sociedad Química de EEUU. Está inspirado en "la energía de la gente" y promete usar el cuerpo para recargar tanto tu resistencia física como los aparatos portátiles. Una fuente renovable de energía.

Tras las pruebas realizadas, los voluntarios que pedalearon con el tatuaje en bicicletas estáticas durante media hora han generado hasta 70 microvatios por cada cm2 de piel. Sin embargo, aquellos que están en baja forma física, generaron mucha más energía que aquellos que están habituados a realizar ejercicio físico al menos tres veces a la semana. "Creemos que eso es porque los que no están en buen estado físico se fatigan antes, así que forman más ácido láctico", explicó a la BBC Wenzhao Jia de la Universidad de California, San Diego. "Una persona en forma tendrá que hacer un ejercicio más intenso para cargar la batería".
El funcionamiento del 'cargador corporal' está basado en una biobacteria que se alimenta del sudor, de ácido láctico. Normalmente, los atletas miden durante sus entrenamientos los niveles de este ácido para incrementar su ejercicio y estado físico, sin embargo para ello es necesario una muestra de sangre.
"No es sólo para atletas. Mucha gente que hace ejercicio quiere saber cómo puede mejorar su desempeño", ha afirmado la científica. "Podemos medir el ritmo cardíaco, pero si combinas esa información física con los datos químicos tienes una visión más completa de tu nivel de ejercicio".
Según informan los científicos, proximamente podría dar energía a dispositivos como smartphones, relojes digitales o monitores cardíacos. Por eso, el siguiente objetivo de los investigadores será crear una manera de almacenar la energía que ha sido generada.
Los expertos afirman que lo más complicado será aumentar la energía. "Es un desafío porque nuestros electrodos son muy pequeños, de 2x3 milímetros", dijo Jia.
La científica ha defendido que estas biobacterias deben ser aprovechadas. "Se recargan más fácilmente. Son más seguras ya que no hay riesgo de que exploten o filtren químicos tóxicos. Y usan una fuente renovable de energía, tú".