Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fin de semana traerá temperaturas suaves y tiempo estable salvo en el extremo norte peninsular

El fin de semana traerá un aumento general de temperaturas y un tiempo anticiclónico y estable en la mayor parte de la Península, salvo en el extremo norte peninsular, que registrará precipitaciones débiles, según ha explicado a Europa Press el portavoz de la AEMET, Fermín Elizaga.
De esta manera, a partir de esta tarde y a lo largo de sábado y domingo se registrará un tiempo seco con una subida de temperaturas "por encima de lo habitual en esta época del año", especialmente las mínimas, lo que conllevará la práctica desaparición de las heladas. En concreto, la cota de nieve se situará por encima de 1.500 metros a partir de mañana.
No obstante, se producirán precipitaciones débiles en el extremo norte peninsular, siendo localmente persistentes en Cantábrico oriental y Pirineos. Las lluvias también estarán presentes en Baleares, sobre todo en Menorca, y en Canarias en el norte de las islas.
El domingo continuarán por la mañana las precipitaciones en la zona norte, si bien se extenderán a todo el tercio norte con la llegada de un nuevo frente. El resto de la Península no se verán afectadas por este frente.
A partir del lunes, se iniciará un tiempo "más revuelto" y con bajada de temperaturas, debido principalmente al desplazamiento de un frente que también dejará lluvias en algunos puntos del interior, sobre todo en sistemas montañosos y Baleares. Sin embargo, las precipitaciones serán más intensas en el norte.
El martes seguirá la bajada de temperaturas y llegará un nuevo frente ya durante la segunda mitad del día que dejará precipitaciones más generalizadas, sobre todo en gran parte de la vertiente atlántica. La cota de nieve se situará hasta los 800 metros en el norte peninsular.
MEJORA DEL BALANCE HIDROLÓGICO
En cuanto al año hidrológico, a 21 de enero han caído 247 litros por metro cuadrado por lo que el déficit se sitúa en un 8 por ciento por debajo del valor medio normal correspondiente a este periodo, que se sitúa en los 268 litros por metro cuadrado.
Por zonas geográficas, ha precisado que las cantidades acumuladas superan "lo que es habitual" en prácticamente toda la Península, con un superavit mayor en el noroeste y en zonas del norte peninsular. Por el contrario, Castellón y Valencia son dos de las provincias en las que las precipitaciones se sitúan por debajo del 25% de lo habitual.