Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 20% del territorio español ya se ha desertificado y otro 1% está degradándose, según una investigación

Un 20 por ciento del territorio español ya se ha desertificado, y un 1% está degradándose, según ha concluido un estudio liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Con este trabajo se contribuye al establecimiento de un Sistema Integrado de Evaluación y Vigilancia de la Desertificación, objetivo primordial del Programa de Acción Nacional contra la Desertificación, publicado en 2008.
Los resultados, basados en la actualización de dos sistemas de medición, se han publicado en la revista Science of the Total Environment. La investigación ha sido elaborada con el apoyo de la Universidad Politécnica de Madrid y el Instituto de Economía, Geografía y Demografía, del Centro de Ciencias Humanas y Sociales.
En este trabajo, en el que han participado investigadores de la Estación Experimental de Zonas Áridas de Almería, se han desarrollado un mapa de condición de la tierra que permite conocer la situación de degradación del territorio y sus tendencias y un conjunto de modelos de simulación sobre cada paisaje de desertificación detectados en el programa, para estimar el riesgo de cinco casos representativos y establecer la jerarquía de los factores que intervienen en el proceso.
"Los primeros modelos de simulación implementados revelan que los cultivos herbáceos afectados por erosión son el paisaje más proclive a desertificarse. Además, en cada uso del suelo considerado, los factores dominantes son los climáticos por encima de los socioeconómicos", ha explicado el director del estudio, Jaime Martínez Valderrama, investigador del CSIC en la Estación Experimental del Zonas Áridas.
El investigador ha advertido, sin embargo, que "es necesario estudiar más casos para cubrir la casuística que ofrece el territorio español y que permita reproducir los análisis en distintos lugares. Hasta que se complete dicha tarea no será posible obtener conclusiones robustas y generalizar los resultados expuestos".
La Convención de las Naciones Unidas de lucha contra la desertificación entró en vigor el 26 de diciembre de 1996. En la actualidad ha sido firmada por 191 países, entre ellos España. Todos los países signatarios tienen la obligación de elaborar y ejecutar un Programa de Acción Nacional contra la Desertificación, que es el principal compromiso contraído con este acuerdo. España publicó su plan en 2008 y la Estación Experimental de Zonas Áridas ha participado desde el principio en su elaboración y redacción.