Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio muestra que los tratamientos actuales no controlan "adecuadamente" las cifras de colesterol LDL

El registro español 'Safeheart', coordinado por la Fundación Hipercolesterolemia Familiar (FHF), ha evidenciado que los tratamientos actuales no son capaces de controlar "adecuadamente" el colesterol LDL o 'malo' en la mayoría de los individuos que sufre este problema a pesar de las mejoras producidas en los últimos años.
Este registro, publicado en 'The Journal of The American College of Cardiology', realiza un seguimiento a pacientes con esta patología desde hace más de 10 años y cuenta con la participación de cerca de 30 hospitales del Sistema Nacional de Salud, a lo que se suma un 35 por ciento de los pacientes que también son seguidos en la Atención Primaria.
En este sentido, los resultados de este informe muestran que, aunque en los últimos años el tratamiento de la HF ha mejorado notablemente, aún queda "mucho camino por recorrer". También se corrobora que el manejo que se hace en España a los pacientes con hipercolesterolemia familiar (HF) en las consultas de Atención Primaria es similar al que se hace en Atención Especializada.
"Aunque sabemos que es difícil alcanzar los niveles de Colesterol-LDL recomendados con el tratamiento convencional, los nuevos fármacos hipolipemiantes como los inhibidores del PCSK9 han revolucionado el tratamiento del colesterol", ha comentado el presidente de la Fundación Hipercolesterolemia Familiar y director del registro 'Safeheart', Pedro Mata.
MAYOR RIESGO CARDIOVASCULAR
Y es que, las personas con HF tienen un riesgo cardiovascular mayor que el de la población general. De hecho, algunos estudios muestran que su riesgo de sufrir un infarto de miocardio puede ser hasta ocho veces mayor que el de una persona sin HF.
Asimismo, el estudio ha puesto de manifiesto que, a pesar de recibir un tratamiento adecuado en la HF capaz de alcanzar reducciones superiores al 50 por ciento en el colesterol-LDL, la mayoría de los pacientes no consiguen controlar sus cifras de colesterol.
"Estos resultados sugieren que, aunque todavía tenemos capacidad de mejora con el tratamiento convencional, los datos del estudio nos pueden ayudar a definir mejor qué personas van a necesitar los nuevos fármacos para reducir el colesterol y así poder ofrecerles el tratamiento más adecuado", ha comentado el doctor del servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid y primer firmante del trabajo, Leopoldo Perez de Isla.