Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los traumas de apego en adultos perjudican las emociones y condicionan la autoestima

Los traumas de apego en adultos perjudican las emociones, condicionando la autoestima y la autoprotección de uno mismo, según ha explicado el experto en el método Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares (EMDR) y formador, Arun Mansukhani, quien ha señalado que este trastorno suele estar relacionado con casos "complicados" porque, normalmente, son la base de los problemas que se resuelven con "más dificultad".
"Cuando somos niños nuestras relaciones de apego son únicamente con nuestros padres, pero a medida que vamos creciendo, establecemos más vínculos personales con diferentes personas de nuestro entorno. Otro de los puntos en los que incide el especialista es que los traumas de apego en adultos repercuten no sólo en la manera de vincularse con otras personas, sino que también afectan a las relaciones con sus propias emociones (distanciándose o enredándose en las emociones internas) e incluso, condicionando la autoestima y la autoprotección de uno mismo", ha explicado.
Y es que, el apego con las personas cercanas durante la infancia es la base sobre la que se asientan los patrones de vinculación adulta, por lo tanto, si éste no se establece de manera sólida y segura, puede acarrear consecuencias en la madurez, llegando a desarrollar los conocidos traumas de apego.
En este sentido, la presidenta de la Asociación de EMDR España, Francisca García, ha asegurado que los traumas, sin importar su origen, afectan directamente a la salud, la seguridad y el bienestar de las personas y que cuanto más crónico sea, más tiempo tarda el cerebro en reparar este problema. Además, según los profesionales de la Psicología, los más resistentes son aquellos que están relacionados con el apego, con la edad, y con la gravedad de la situación vivida.
ASISTENCIA PROFESIONAL
Para conseguir superar estos traumas es necesaria la ayuda de profesionales terapeutas que tengan una formación adecuada y especializada. En este sentido, el método EMDR, un abordaje psicoterapéutico en el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida de las personas, es, según los expertos, la terapia más eficaz y adecuada para solucionar estos cuadros.
"El papel del EMDR en el reprocesamiento del trauma de apego es central. Eso sí, hay que tener en cuenta una serie de cautelas y ajustar la metodología a este tipo de casos", ha aclarado Mansukhani, durante el curso 'Tratamiento de la Dependencia Interpersonal y los Traumas de Apego en Adultos', organizado por la Asociación EMDR España.
Esta terapia está avalada por la Organización Mundial de la Salud y las guías clínicas internacionales para el tratamiento del trauma y se basa en la comprensión del efecto de las experiencias vitales adversas y traumáticas sobre la patología y en el procesamiento de dichas experiencias a través de procedimientos estructurados que incluyen movimientos oculares u otras formas de estimulación bilateral.
"La meta es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una resolución adaptativa que le permita seguir con su día a día. Se trata de una psicoterapia breve y muy eficaz ya que trabaja sobre las informaciones "atrapadas en el tiempo de los pacientes, que cuando suceden hechos estresantes para esa persona, se activan todas las sensaciones ancladas del pasado que están bloqueadas en el cerebro", ha zanjado García.