Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de trescientos euros de multa a una taxista malagueña por conducir en tirantes

"Estamos en el siglo XXI y estas normas están obsoletas para los tiempos en los que actualmente estamos", dice dolida Mónica Cabello, taxista a la que llevar un vestido negro de tirantes y por debajo de la rodilla le ha costado nada más y nada menos que 320 euros. Es la segunda vez que la multan: la primera vez llevaba una falda negra, una blusa de color crudo y  zapatos de medio tacón.
"La veo muy bien, no creo que vaya provocativa ni nada", asegura uno de sus compañeros de oficio. Los demás taxistas no entienden la reacción de las autoridades y creen que "se han pasado". Los clientes, por su parte, no se creen "lo que hay que ver" y la animan. "Esto llevalo para adelante", le recomienda una pasajera, que insiste que debería llevar las denuncias al juzgado.
La ordenanza municipal del taxi exige a los taxistas que "deberán prestar el servicio aseados y correctamente vestidos y calzados, debiendo llevar prenda superior con mangas, cortas o largas, y como prenda inferior pantalón largo o falda". Desde 2007, la policía local de Málaga ha puesto quince multas por incumplir la ordenanza municipal del vestido. IM