Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 50 universitarios participan en un curso sobre prevención de drogodependencias

Un total de 54 universitarios, educadores sociales y técnicos de juventud participan desde este martes y hasta este viernes, en el Albergue Juvenil de Calarreona, en el curso formativo 'La educación no formal, salud y drogas. Métodos y metodologías en el trabajo con jóvenes', organizado por la Consejería de Presidencia y por la Consejería de Sanidad y Política Social en colaboración con la Universidad de Murcia (UMU), a través de la Universidad Internacional del Mar.
A este curso también asisten docentes de la UMU y de otras universidades españolas expertos en programas juveniles de instituciones públicas, así como entidades de acción social que trabajan para sensibilizar y orientar sobre las distintas posibilidades educativas en ámbitos no académicos, como los relacionados con el ocio y el tiempo libre.
El encuentro, que celebra su quinta edición, tiene como finalidad abordar la prevención de drogodependencias en espacios educativos no formales desde la perspectiva de la salud. Para ello, se pretende fomentar el papel de los mediadores como agentes de transmisión de valores para evitar el consumo de drogas y alcohol.
El director general de Atención al Ciudadano y Drogodependencias, Juan Manuel Ruiz, ha explicado que "se trata de una de las muchas actuaciones englobadas en el Plan Regional sobre Drogas, y emprendidas por su Departamento para concienciar de las consecuencias derivadas de las drogas y el alcohol en la salud".
Sus contenidos recorren las áreas de acción más frecuentes relacionadas con formatos de educación fuera del sistema escolar, como educación en el tiempo libre, animación social y comunitaria, educación social, educación para la salud, para la paz, educación medioambiental, sostenibilidad, educación en valores y educación para el consumo, unido todo ello a metodologías experienciales, vivenciales, grupales y creativas.
La directora general de Prevención de Violencia de Género, Juventud, Protección Jurídica y Reforma de Menores, Verónica López, ha señalado durante la inauguración del curso que "la educación no formal es la llave para informar y sensibilizar a los jóvenes, transmitiendo unos conocimientos, habilidades, valores y actitudes, ahora y durante toda la vida del joven".
López ha indicado que su finalidad es "llegar a los adolescentes y jóvenes en contextos de aprendizajes no formales, a través de la actividad educadora de mediadores juveniles, a fin de desarrollar una visión que, de manera transversal, incluya una perspectiva de vida saludable en diferentes facetas, como la prevención de drogodependencias, consumo responsable y educación para el ocio en el trabajo con jóvenes".
En total son 25 horas de formación para facilitar el entrenamiento del uso práctico de herramientas propias de la prevención, promover y reforzar la implicación activa de los mediadores en su trabajo para concienciar de los efectos de las drogas y el alcohol y para experimentar distintas metodologías con los alumnos durante el desarrollo del curso.
El director general de Atención al Ciudadano y Drogodependencias ha resaltado que es "importante" mantener las labores de difusión, educación y sensibilización relacionadas con el consumo de drogas y alcohol puestas en marcha a lo largo de estos años por el Ejecutivo autonómico, y focalizadas en adolescentes, así como en la población adulta.
En la Comunidad, según recuerda Ruiz, la Consejería de Sanidad y Política Social también cuenta con distintas estrategias de concienciación, como el Plan de Educación para la Salud en la Escuela, el Programa Argos, dirigido a profesionales de Atención Primaria, mujeres embarazadas y adolescentes, y el portal ¡www.e-drogas.es¡ accesible a expertos y ciudadanos para ofertarles actividades formativas gratuitas, así como recursos bibliográficos de apoyo científico y divulgativo.