Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ritmo de vida del verano favorece el consumo de alimentos ricos en calorías

El ritmo de vida del verano favorece el consumo de alimentos ricos en calorías, según han explicado los expertos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). Por contra, durante el otoño son más comunes "las dietas yoyó", sostienen desde esta sociedad científica.
Así, los especialistas aseguran que en la época estival "tienen a relajarse" los buenos hábitos nutricionales, algo que contrasta con el hecho de que en los meses previos al verano "se observa mayor sensibilidad para adoptar medidas encaminadas a tratar el exceso de peso", señala el presidente de SEEN, el doctor Javier Salvador.
De hecho, existen algunas publicaciones que sugieren que durante esta época "se pueden producir en los niños mayores aumentos de peso y masa grasa respecto al período académico", sostienen desde la sociedad. Para el experto "sería óptimo aprovechar este tiempo para iniciar un cambio en los hábitos nutricionales que permita retomar un camino de salud para el resto del año".
Especialmente importante es esto para Salvador, ya que cuando finaliza esta estación "reaparecen las dietas hipocalóricas y carentes de uno o varios alimentos". Según su criterio, éstas hacen perder peso en aquellos compartimentos que han de mantenerse como "la masa muscular, la ósea o el agua del organismo".
LAS DIETAS HIPOCALÓRICAS "ATENTAN CONTRA LA SALUD"
Además, considera que plantearse estos regímenes "es poco inteligente porque atenta contra la salud". Sin embargo, ésta no es la única razón, ya que también cree que "no necesariamente mejora la situación de sobrepeso y obesidad a medio y largo plazo".
Respecto a este último término, Salvador sostiene que "la ingesta incorrecta en frecuencia y cantidad de algunos de los alimentos es lo que genera el problema del sobrepeso". Por ello, subraya que los alimentos ricos en fibra como las hortalizas, las verduras, las frutas, los pescados o las carnes blancas "son más aconsejables".
Debido a estas circunstancias, y a que la obesidad afecta en la actualidad a 150 millones de adultos en Europa, lo que supone un 20 por ciento del total, la SEEN ha decidido hacer una llamada de atención a la población. Y es que, se estima que en España más de la mitad de la población adulta tiene problemas de sobrepeso y que "entre el 30 y el 35 por ciento de ella tiene obesidad abdominal", confirman los expertos.
Añadido a ello, los miembros de la sociedad admiten que entre un 2 y un 3 por ciento de la sociedad padece obesidad mórbida. Ante esta situación, consideran de vital importancia observar con celo la evolución de la población infantil, que "en un 10 por ciento es obesa a nivel europeo", concluyen.