Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez imputa por violación y asesinato al autor confeso del crimen de Marta del Castillo

La resolución judicial ha sido notificada personalmente al asesino confeso en la cárcel de la localidad sevillana de Morón de la Frontera. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
El juez que investiga la desaparición y muerte de la joven Marta del Castillo ha dictado un auto de juicio oral contra los cuatro acusados que son mayores de edad y en el que imputa al asesino confeso, Miguel C.D., dos delitos de violación y uno de asesinato. En un auto de cincuenta folios, notificado personalmente a los acusados, el juez mantiene el relato de hechos ocurridos el 24 de enero de 2009 en un piso de Sevilla y su última interpretación de que el cadáver de Marta fue sacado de la vivienda en la madrugada del día siguiente.
La resolución judicial ha sido notificada personalmente al asesino confeso en la cárcel de la localidad sevillana de Morón de la Frontera, mientras que su hermano mayor, Francisco Javier D.M., la novia de éste María G.M. y el joven Samuel B.P., imputados por encubrimiento, han acudido personalmente a primera hora de la mañana a la sede del juzgado de Instrucción 4 de Sevilla.
Miguel, un ex novio de Marta del Castillo, ahora imputado por violación y asesinato fue detenido el 13 de febrero de 2009 y en sus primeras declaraciones ante la Policía y el juez confesó que el 24 de enero había matado a la joven de un golpe con un cenicero y que luego había arrojado el cuerpo al río Guadalquivir. 
Posteriormente añadió la confesión de que también había violado a la víctima, aunque en una nueva comparecencia ante el juez volvió a su primera versión y dijo haberse inventado la agresión sexual para evitar el juicio con jurado.
Tras declarar por espacio de cinco horas ante el juez de instrucción 4 de Sevilla, Miguel ingresó el 16 de febrero en prisión incondicional sin fianza, igual que su amigo Samuel B.P., acusado de ayudarle a transportar el cuerpo, y el menor de edad Javier G.M., entonces de 15 años, lo hizo en un centro de menores. 
Samuel pasó diez meses encarcelado y quedó libre en diciembre pasado, y Javier salió del centro de menores en noviembre, al cumplir el internamiento máximo previsto en la Ley Penal del Menor. CGS