Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre mata a su novia en Collado Villalba y huye a Francia

Una mujer de nacionalidad búlgara ha aparecida muerta en su casa de Collado Villalba (Madrid) tras haber sido estrangulada supuestamente por su novio. El presunto autor de los hechos huyó a Francia, donde finalmente ha sido detenido tras intentar suicidarse, según han informado fuentes de la investigación.

La mujer, Neriman Halil K., de 32 años, fue hallada muerta por la Guardia Civil el pasado sábado en la casa que compartía en Collado Villalba con su pareja sentimental y supuesto responsable de su fallecimiento.
Ese día por la tarde los agentes recibieron un fax procedente de las oficinas búlgaras de SIRENE, el departamento europeo encargado de intercambiar con el resto de países de la Unión de datos relevantes de cooperación policial y judicial. Informaron de que una mujer podía estar fallecida en una casa del municipio madrileño.
Entonces, los funcionarios de la Guardia Civil se acercaron a dicha vivienda para comprobar los hechos y allí hallaron el cuerpo sin vida de Neriman debajo de una cama, con claros signos de violencia. La Policía Científica determinó que podía haber muerto un día antes.
Confesó el crimen borracho en un bar de Francia
Según las investigaciones policiales, Nilhan Shakir I., de 41 años, también ciudadano búlgaro y residente en Collado Villalba, mató a su novia con el cable de una lámpara en su domicilio común y huyó inmediatamente a Francia. En el momento del homicidio se hallaban solos, puesto que no aparecieron más víctimas ni heridos en el lugar.  
Las autoridades galas tuvieron conocimiento de los hechos después de que una persona se acercara a una comisaría cercana a París indicado que cuando salía de un bar escuchó que un hombre que estaba borracho diciendo que había matado a su mujer en España y que se iba a quitar la vida.
Tras ello, la Policía francesa localizó el coche del presunto homicida. Le encontraron dentro del vehículo inconsciente después de haber ingerido una gran cantidad de ácido. Fue detenido y trasladado a un hospital. Una vez recuperado se espera que el hombre sea enviado a España.
Tanto víctima como supuesto asesino vivían en España de forma regular desde el año 2006. Eran novios desde hace diez años y no tenían hijos en común. El presunto autor de los hechos carecía de antecedentes penales o policiales y no constaban denuncias previas por malos tratos u órdenes de alejamiento, según las mismas fuentes.
El Grupo de Homicidios de la Comandancia de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación, mientras que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Collado Villalba ha abierto diligencias por este asunto, a la espera de que el presunto agresor sea repatriado a España.