Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Análisis Batman Arkham Origins: DLC Cold, Cold Heart

Tras meses de espera, finalmente llega a PC. Xbox 360 y PS3 el DLC más esperado del último juego del Caballero Oscuro, Batman Arkham Origins. Se trata de Cold, Cold Heart (Frío, Frío Corazón), un contenido descargable que a modo de mini-campaña que sirve de epílogo al juego base y como puente con las posteriores entregas de la saga Batman Arkham.
En Cold, Cold Heart, el jugador vuelve a manejar a Batman. La acción se sitúa en Año Nuevo, apenas dos semanas después de la infernal Nochebuena en la que el héroe tuvo que detener a los ocho asesinos más peligrosos del mundo, así como a su némesis, el Joker. Sin embargo, en esta ocasión, el villano es un nuevo maloso: Mr. Frío, un científico armado con armas criogénicas, que ya debutó en la saga Arkham durante el segundo juego, Batman Arkham City.
En este DLC, el jugador tendrá que frustrar los planes de Frío y para este fin deberá sobrevolar una vez más las calles de Gotham City. Sin embargo, su área de acción quedará reducida únicamente a dos barrios, así como a la Batcueva y a la Mansión Wayne, la cual se ve por primera vez en todos estos juegos, siendo un escenario plenamente jugable durante la campaña.
Pero como dos barrios y una mansión pueden saber a poco incluso a los jugadores menos exigentes, los desarrolladores del juego proponen también algunos cambios de reglas. El hielo y el frío son elementos constantes en este nuevo contenido. Áreas congeladas, armamento de hielo e incluso daño de zona afectada por el frío extremo son nuevas amenazas con las que el Caballero Oscuro deberá de lidiar. De ahí que su arsenal se haya modificado ligeramente. Si bien mantiene prácticamente las mismas armas que logró adquirir al final del juego base, ahora cuenta con un nuevo traje: El Bat Traje XE.
El BatTraje XE es un uniforme especialmente diseñado para resistir altas temperaturas. Más parecido a una armadura con calefacción central que a un traje de combate, su uso será imprescindible para superar áreas imposibles de cruzar con el uniforme básico de Batman. Más aún, gracias a él, varios gadgets, como los guantes o los batarangs, también serán actualizados. Estas armas ahora podrán cargarse con fuego o calor y así combatir el extremo frío que amenaza con congelar por completo a la ciudad de Gotham.
En cuanto a la duración de este DLC, se trata de una autentica sorpresa. Aunque se puede completar en dos horas, conociendo todos sus secretos, gracias a las misiones secundarias y a otras tareas, el juego puede alargarse más allá de las tres horas (incluyendo las tres escenas cinemáticas que contiene). Por eso mismo, aunque se trata de un DLC, también es de uno de esos contenidos por los que merece la pena pagar, ya que permite a los jugadores que se quedaron con ganas de más desafios saciar sus ansias aventureras durante las frías noches de Gotham.
Concluyendo, Cold, Cold Heart es uno de esos DLC que se agradecen, y que supera con creces el anterior contenido descargable de Batman Arkham Origins, Iniciación, en el que realmente lo único que se añadía era una campaña de entrenamiento y poco más. Además, gracias a su elaborada historia y la oportunidad de revisitar dos de las principales áreas del juego base tras los eventos de éste, es muy posible que a más de un jugador le pique el volver a jugar el juego desde el principio otra vez.
Batman Arkham Origins: DLC Cold, Cold Heart puede adquirirse ya a través de tiendas on-line autorizadas a un precio de 9,99 euros.