Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apple entona el 'mea culpa'

Stebe Jobs durante la conferencia de prensa para dar explicaciones sobre el iPhone 4. Foto: AP.telecinco.es
El presidente ejecutivo de Apple Inc, Steve Jobs, reconoció el viernes los problemas de antena del teléfono iPhone 4, pero dijo que la falla se encuentra también en los aparatos similares.
"No somos perfectos", dijo Steve Jobs en una concurrida rueda de prensa con periodistas en la que anunció que Apple regalará fundas como solución a los problemas de cobertura del dispositivo.
"Los problemas de recepción del iPhone 4 no son culpa de Apple, pasó con todos los móviles que hemos probado porque así son los smartphones", expuso el máximo responsable de la multinacional quien aseguró que este problema "es un reto para la industria" y Apple "está haciendo todo lo mejor que puede".
Tras admitir el problema, Jobs, que aseguró que han vendido ya tres millones de dispositivos, trató de minimizar el nivel de queja y aseguró que sólo un 0,55% de los usuarios han expresado su malestar por los fallos del smartphone.
Pese a ello, Jobs destacó el compromiso de la compañía para "hacer felices" a sus clientes y recordó que además de la actualización del software que fue lanzada para resolver los problemas del algoritmo de cobertura del iPhone, Apple regalará fundas hasta el 30 de septiembre. Otra opción es la devolución del dispositivo en un plazo de 30 días con el reembolso total de su importe.
El presidente de Apple destacó el esfuerzo realizado durante 22 días por parte de los profesionales de la compañía para solucionar el problema y consideró desmedidas las críticas recibidas.
"Estamos siendo completamente transparentes y en Apple estamos contentos con el iPhone 4", dijo Jobs que aseguró haber interrumpido sus vacaciones en Hawaii para asistir a la rueda de prensa.  EPF