Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El atún rojo del Atlántico, menos vulnerable a la pesca y otros factores estresantes de lo que se pensaba

Científicos del Servicio Nacional de Pesquerías Marinas (NOAA Fisheries) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y la Universidad de Massachusetts, en Boston, Estados Unidos, han encontrado evidencia de actividad de desove del atún de aleta azul del Atlántico frente al noreste de Estados Unidos en una zona de mar abierto al sur de Nueva Inglaterra y al este de los estados del Atlántico Medio.
Los resultados, que se publican este lunes en 'Proceedings of the National Academy of Sciences', sugieren que el modelo sobre la historia de la vida actual del atún de aleta azul del Atlántico occidental, que se asume que desova sólo en el Golfo de México, sobreestima la edad de madurez. Por esa razón, los autores concluyen que el atún rojo del Atlántico oeste puede ser menos vulnerable a la pesca y otros factores de estrés de lo que se pensaba anteriormente.
Antes de esta investigación, sólo se conocían zonas de desove para el atún rojo del Atlántico en el Golfo de México y el Mar Mediterráneo. La evidencia de una nueva zona de desove en el Atlántico occidental se reveló de un par de viajes de investigación de 'Northeast Fisheries Science Center' (NEFSC) en esa área durante el verano de 2013.
"Hemos recogido 67 larvas de atún rojo durante esos dos viajes y las tasas de captura fueron comparables a la cantidad recogida en el estudio de larvas de atún de aleta azul anual en el Golfo de México", señala el director y autor del estudio, David Richardson, de NEFSC. "La mayoría de estas larvas fueron pequeñas, de menos de 5 milímetros, y se estimaron en menos de una semana de edad. Datos de boyas a la deriva confirmaron que estas pequeñas larvas no pueden haber sido transportado a esta zona desde el área de desove del Golfo de México", añade.
Las larvas recogidas durante los cruceros fueron identificadas como larvas de atún rojo mediante el examen visual y la secuenciación genética. Para confirmar la identificación, se enviaron las larvas al laboratorio de 'Alaska Fisheries Science Center' en Juneau, donde las secuencias de ADN confirmaron que se trata de larvas de atún rojo del Atlántico.
Un solo atún rojo puede desovar millones de huevos, cada uno de los cuales es de poco más de un milímetro de diámetro, o del tamaño de una semilla de amapola. En un par de días, estos huevos se convierten en larvas que están poco desarrolladas y tienen poca semejanza con los adultos. Las larvas de atún rojo se puede recoger en las redes de plancton e identificar a partir de su forma, patrones de pigmentación y estructuras del cuerpo.
El atún rojo del Atlántico (T'hunnus thynnus') es una especie de alto valor con una fisiología única que permite ir desde los trópicos al sub-ártico, desde la costa a aguas internacionales. Como una especie altamente migratoria, el atún rojo del Atlántico es evaluado por el Comité Permanente de Investigación y Estadísticas (SCRS, por sus siglas en inglés) de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (CICAA, por sus siglas en inglés) como linajes oriental y occidental de manera separada por 45 grados al oeste del meridiano.
La recogida por el sector pesquero de Estados Unidos de la población occidental del Atlántico se gestiona a través del Plan de Gestión de Especies de Peces Altamente Migratorias de NOAA Fisheries. Durante muchos años, la sobrepesca mundial de esta especie ha sido frecuente, lo que resulta en disminución de las poblaciones sustanciales.
Sin embargo, la reciente cooperación internacional en la gestión de las capturas ha contribuido a elevar las tendencias de la abundancia de las poblaciones oriental y occidental. La población occidental, dirigida por los pescadores de Estados Unidos, se cosecha a niveles dentro del rango de asesoramiento científico del SCRS.
EL DESOVE, A MAYOR EDAD
Esta investigación puede ayudar a resolver un debate de hace mucho tiempo en la ciencia del atún rojo del Atlántico. Desde hace tiempo se ha asumido que el atún rojo inicia el desove a los 4 años en el mar Mediterráneo y a los 9 años en el Golfo de México.
Los estudios de marcado electrónico iniciados a finales de 1990 revelaron que muchos de atún rojo, que se supone que tienen tamaño adulto, no visitan las áreas de desove durante la temporada de desove, como se esperaba. Esto llevó a algunos a proponer que estos peces más grandes no estaban en edad de desove y que la edad de madurez para el atún rojo del Atlántico occidental era de 12-16 años, en lugar de 9 años, como se había supuesto en la evaluación de la población.
Molly Lutcavage, del Centro de Investigación de grandes pelágicos de la Universidad de Massachusetts, Boston, coautora del estudio, fue una firme partidaria de la hipótesis alterna: los peces que no han visitado el Golfo de México y el Mar Mediterráneo desovan en otro lugar. El equipo de investigación utilizó datos de marcado electrónico del laboratorio Lutcavage para presentar un modelo alternativo del desove del atún de aleta azul occidental del Atlántico.
Sólo los atunes rojos más grandes, de alrededor de 500 libras (226,8 kilogramos), migran a la zona de reproducción del Golfo de México. Después de estos peces salen del Golfo de México, nadan a través de la vertiente del mar rápidamente, en su camino hacia zonas de alimentación del norte. Por otro lado, los peces más pequeños, que varían en tamaño de 80 a 500 libras (de 36,29 a 226,8 kilogramos), por lo general pasan más de 20 días en la vertiente del mar durante la temporada de desove, una duración consistente con el desove.