Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China da la bienvenida al Año Nuevo: Comienza el Año del Mono

La comunidad china en España despide este lunes el Año de la Cabra para dar la bienvenida al Año del Mono, el noveno del ciclo de doce animales del zodiaco chino, según el calendario lunar chino que tradicionalmente se empleaba para marcar los ritmos de la agricultura.
También conocida como la Fiesta de la Primavera, se trata de la fiesta tradicional más importante para la población del país asiático, al aglutinar en unos días lo esencial de la cultura china al tiempo que sus ciudadanos aprovechan para reunirse con familiares y amigos.
El año 4714 de la cronología china es el año que recibirán los chinos cuando reciban el año del Mono de Fuego. Mientras, el decimoquinto día del primer mes lunar del Año Nuevo, conocido como la Fiesta de los Faroles o de las Linternas, marcará el final de las celebraciones, es decir, concluirán el próximo 27 de enero de 2017.
Según el horóscopo chino, este año contará con las características del animal -al mono se le describe como un animal caprichoso, poco predecible, con una personalidad artística excéntrica y una fuerte intuición-, por lo que será un periodo de muchos cambios en el que cualquier cosa puede suceder. Según la tradición, la abundancia, la estabilidad y la energía positiva inundarán este año la vida de los nacionales del país asiático por lo que se espera que los chinos viajen más y compre más, sobre todo durante febrero, marzo y octubre, temporada alta en el país.
En la cultura china, el mono es un animal impredecible y pide prepararse para un año de cambios abruptos, pero también de oportunidades, por lo que aboga estar atentos para adaptarse a los cambios y aprovechar esas oportunidades. Adaptabilidad y cautela serán las dos características principales de este año.
La tradición marca que las celebraciones se aprovechen para estar con la familia, reunirse con los amigos, cocinar o salir a las calles, que se engalanan, al igual que las casas, de color rojo, símbolo de buena suerte. Los hogares se barren y se limpian, y es costumbre dejar todas las deudas saldadas para entrar en el nuevo año con buen pie.
El primer día del comienzo del año es tradicional no comer carne para tener una vida longeva mientras que el quinto es el día de quedarse en casa para evitar la mala suerte. Los números afortunados del año son el 1, el 7 y el 8; los colores favorables el azul, el blanco y el dorado; y la flor, el crisantemo.