Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China prefiere a los astronautas con hijos

China ha anunciado la selección del segundo grupo de candidatos destinados a convertirse en taikonautas, el término que designa a los astronautas del gigante asiático, formado por siete aspirantes y que por primera vez incluye a dos mujeres, casadas y que han sido madres.
Según ha informado la agencia oficial Xinhua, las dos mujeres son miembros de las Fuerzas Aéreas del Ejército de Liberación Popular (ELP) y salieron elegidas de un grupo de 45 pilotos, que incluía a 30 varones y 15 féminas.
"En la selección, establecimos prácticamente los mismos requisitos para las mujeres candidatas que a los hombres, la única diferencia era que debían estar casadas, ya que creemos que las mujeres casadas son más maduras física y psicológicamente", ha afirmado Zhang Jianqi, antiguo vicecomandante del programa espacial tripulado chino.
También hay requisitos físicos, ya que los candidatos, tanto hombres como mujeres, deben tener entre 25 y 35 años, medir de 1,60 a 1,75 metros y pesar entre 55 y 70 kilogramos. Zhang ha añadido que las mujeres astronautas, que deben haber sido madres por lo menos una vez, tienen ventajas respecto a sus competidores masculinos por su mayor resistencia, cautela y capacidad de resistir la soledad.
"Hay pocas pruebas de cómo la experiencia espacial afectará a la constitución femenina y tenemos que ser muy prudentes. Después de todo, no tiene precedentes en China", ha explicado Xu Xianrong, doctor del Hospital General de las Fuerzas Aéreas de China.
Desde 2003, el país asiático ha enviado a seis astronautas al espacio, incluyendo a Zhai Zhigang, el primer chino que llevó a cabo un paseo por el espacio, en 2008.
La actual selección de candidatos aspira a tripular el módulo Tiangong-1, que será lanzado en 2011 como primera prueba para la construcción de una futura estación espacial china. IUL