Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ojo de los cocodrilos, un escáner para ver en todas direcciones sin mover la cabeza

cocodrilo, ojo reptil, reptiles, ojo cocodrilotelecinco.es

Un equipo de investigadores de la Universidad de Australia Occidental ha descubierto nuevas características sobre la visión de los cocodrilos que, además explica por qué son tan expertos en la espera bajo la superficie del agua antes de capturar a sus presas. Estos reptiles gozan de una visión que funciona como un escáner para permitirles ver en todas las direcciones sin mover la cabeza.

En su artículo publicado en 'Journal of Experimental Biology', el equipo describe un estudio realizado a los globos oculares de dos cocodrilos, uno de agua salada y otro de agua dulce, que viven en Australia. La única diferencia que encontraron entre ellos la han hallado en la retina.
Los investigadores han encontrado una característica de sus ojos que les ayuda a ser expertos cazadores: la fóvea. Se trata de una zona de los receptores en la parte posterior del globo ocular y que, en el caso de los cocodrilos, se colocan de forma consecutiva y no como una mancha circular, tal y como se ha observado en otros animales.
Des este modo, permite al animal escanear el horizonte cercano sin tener que mover la cabeza en absoluto. Así, hace que sea más fácil acercarse sigilosamente a sus presas.
Los investigadores ha señalado también que se ha encontrado una diferencia importante entre los ojos de los cocodrilos de agua salada, en comparación con sus homólogos de agua dulce: los números de diferentes tipos de fotorreceptores en la retina.
El de agua dulce los tenía más sensibles a la luz roja, mientras que en el de agua salada abundaban los sensibles a la luz azul.
Esto se debe, según han apuntado los expertos, a que el agua salada tiende a tener más luz azul , mientras que el agua dulce tiene más roja. Sin embargo, esto es sólo una explicación parcial, porque aunque ambos tipos de cocodrilos tienen una visión borrosa cuando están bajo el agua.
Para los científicos, este hallazgo sugiere que los cocodrilos hacen algo en el agua que aún se desconoce. Siempre se ha creído que estos animales sólo entraban en el agua para actividades de caza, ahora estos investigadores continuarán con su estudio para tener mayores conocimientos sobre este descubrimiento.