Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crean un nanomaterial flexible con buenas perspectivas para dispositivos electrónicos portátiles

Investigadores de la Universidad de Illinois y de la Universidad de Corea han ideado una película ultrafina que es a la vez transparente y altamente conductora de la corriente eléctrica. Además, ha sido reproducida con un método barato y sencillo.
Esta película es, en realidad, una estera de nanofibras enredada, galvanizada para formar un alambre de cobre flexible y elástico. Según los expertos, este logro permite aplicaciones potenciales en diferentes ámbitos, como pantallas enrollables con pantalla táctil, electrónica portátil, células solares flexibles o piel electrónica.
El autor principal del trabajo, Alexander Yarin, ha señalado la importancia de "hacer materiales que son a la vez transparentes y conductores".
La nueva película, cuyos datos han sido publicados en 'Advanced Materials', establece una "combinación del récord mundial de alta transparencia y baja resistencia eléctrica", este último al menos 10 veces mayor que el registro existente anterior, según ha apuntado otro de los responsables de la investigación, Sam Yoon.
Este nuevo material también conserva sus propiedades después de ciclos repetidos de intenso estiramiento o flexión, una propiedad importante, según han indicado los expertos, para pantallas táctiles o dispositivos portátiles.
La fabricación comenzó con una estera de nanofibras de poliacrilonitrilo (PAN), cuyas fibras son aproximadamente una centésima parte del diámetro de un cabello humano. La fibra sale disparada como un fideo rápidamente bobinado que, cuando se deposita sobre una superficie, se corta a si mismo un millón de veces.
El polímero PAN debe ser recubierto con un metal para atraer iones metálicos. La fibra es entonces electrochapada con cobre o plata, níquel u oro.