Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren nuevos microbios que prosperan profundamente en la tierra

Un equipo internacional de investigadores, han descubierto nuevos microbios que viven a varios kilómetros bajo la superficie de la tierra, no necesitan la luz ni oxígeno y sólo se pueden ver en un microscopio. Al secuenciar los genomas de un grupo recién descubierto de microbios, 'Hadesarchaea', estos expertos vieron cómo estos microorganismos viven en la biosfera del subsuelo profundo de la Tierra.
Los microorganismos que viven por debajo de la superficie de la tierra siguen siendo una de las últimas grandes áreas de exploración. Un equipo internacional dirigido por los microbiólogos Brett Baker, profesor asistente en la Universidad de Texas, Estados Unidos, y Thijs Ettema, profesor titular de la Universidad de Uppsala, Suecia, junto con científicos de la UNC Chapel Hill, en Estados Unidos, y la Universidad de Bremen, Alemania, han descubierto cómo los microorganismos, descubiertos por primera vez en una mina de oro sudafricana a una profundidad de dos millas, son capaces de vivir en ausencia de oxígeno y la luz.
Baker y Ettema encontraron estos microbios en muy diferentes entornos acuáticos y terrestres; el lodo profundo de un estuario templado en Carolina del Norte y por debajo de las aguas termales en el Parque Nacional de Yellowstone, ambos sitios en Estados Unidos. Esta nueva clase de microbios está especializada para sobrevivir bajo la superficie, por lo que se les llamó "Hadesarchaea", en alusión al antiguo dios griego del inframundo, explica Brett Baker, autor principal del estudio, que se detalla en 'Nature Microbiology'.
Como su nombre indica, 'Hadesarchaea' pertenecen a un grupo relativamente desconocido de microorganismos, las arqueas. Como las bacterias, las arqueas son unicelulares y microscópicamente pequeñas, pero desde una perspectiva evolutiva, se diferencian unos de otros más que un ser humano de un árbol.
Las arqueas fueron descubiertas hace tan sólo unos 40 años, por el biólogo estadounidense Carl Woese, y hasta la fecha, siguen siendo poco estudiadas en comparación con las bacterias y formas de vida más complejas, como animales y plantas. "El descubrimiento de la 'Hadesarchaea' nos ayudará a entender mejor la biología y el estilo de vida de las arqueas que prosperan en la biosfera profunda", dice Thijs Ettema.
Para entender estos organismos esquivos, Baker y Ettema secuenciaron los genomas de varias 'Hadesarchaea' y pudieron determinar cómo estos microbios deben clasificarse y las fisiologías que utilizan para sobrevivir en estas condiciones extremas. 'Hadesarchaea' tiene la capacidad de vivir en zonas carentes de oxígeno y los científicos creen que son capaces de sobrevivir allí mediante el uso de monóxido de carbono para obtener energía.
Curiosamente, las vías químicas que emplean las células de 'Hadesarchaea' para metabolizar el monóxido de carbono son exclusivas frente a lo visto anteriormente. "El nuevo descubrimiento amplía nuestro conocimiento de cómo estos organismos pueden adaptarse a las condiciones extremas de la biosfera profunda", dice Jimmy Sierra, investigador de la Universidad de Uppsala y coautor del trabajo.