Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos recomiendan a los científicos que regresan a España que exploren vías profesionales más allá de la academia

El presidente de la Sociedad de Científicos Retornados a España (CRE), Fernando Josa, ha recomendado a los investigadores que regresen al país que exploren nuevas vías profesionales más allá de la academia, así como que se asesoren y creen redes de contacto entre ellos.
Así lo ha destacado durante la apertura de las jornadas 'Abriendo mentes sobre carreras profesionales de los científicos: más allá de la Academia', celebrada en la Fundación Ramón Areces, en la que se han expuesto vías alternativas para carreras científicas.
Josa ha destacado que, para el colectivo de científicos que regresa a España después de un periodo en el extranjero, la reincorporación al mercado de trabajo representa un gran reto. Y más aún lo es la estabilización laboral en el saturado sistema de I+D+i del país.
A su juicio, esa saturación será difícilmente dirimible en un futuro próximo debido al contexto actual, a su vez derivado de la realidad económica y la estructura de financiación y transferencia de nuestra I+D+i. Josa apunta que este contexto genera una situación en la que existe un número de profesionales altamente cualificados que continúan con unas expectativas académicas muy difíciles de ser satisfechas.
"Para reducir la cantidad de este capital humano que opta por el extranjero y favorecer su retorno se hace necesario reencuadrar sus expectativas laborales", ha apuntado el presidente de CRE, que señala que existen dos vías para hacerlo: la flexibilidad en la elección de carreras profesionales y reforzando la figura y la compresión del valor que los investigadores pueden ofrecer al sector empresarial, industrial y administrativo.
"La puesta en valor de las habilidades interdisciplinares que poseen los científicos, cuyo aprovechamiento tantos beneficios puede aportar, requiere una actualización de mentalidades y la apuesta firme por la aceptación, por parte de todos, de la ciencia y sus artífices como algo cercano, cotidiano y parte estructural fundamental, no accesoria, de la competitividad y el desarrollo de nuestro país", ha apuntado Josa.
A su juicio, España tiene ahora la oportunidad de que instituciones, empleadores y científicos "se den la mano para el aprovechamiento flexible y óptimo del potencial humano", tanto nacional como internacional, que actualmente fructifica fuera de las fronteras españolas o está infravalorado dentro de ellas. "Huelga decir que es un reto importante y complejo, y por eso mismo necesita ser un foco de atención de los planes estratégicos presentes y futuros", ha concluido.
Por otra parte, Josa ha destacado la necesidad de que los investigadores "divulguen y difundan" su situación entre la sociedad con el fin de "crear conciencia" y poder recibir la ayuda y el apoyo necesario para ser valorados.
Durante las jornadas, varios investigadores han expuesto las alternativas que los científicos tienen fuera de la academia, como Carlos Martínez Alonso (Centro Nacional de Biotecnología), Fernándo Peláez (CNIO), José Luis García López (Centro de Investigaciones Biológicas), Marisol Pastor (Fundación Universidad Empresa), Federico Morán (FMadri+d), Izaskum Lacunza (Fundación para la Ciencia y la Tecnología) y Carolina Pola, científica retornada a España.