Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FBI, la DEA y la Europol clausuran dos de los mercados negros más importantes de la 'dark web'

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), así como la Policía Nacional holandesa con el apoyo de la Europol, han llevado a cabo dos operaciones conjuntas que se han saldado con el cierre de dos de los mercados negros más conocidos de la 'dark web', AlphaBay y Hansa, desde los que podía acceder a la compra de drogas, armas de fuego y 'malware'.
La intervención de las autoridades estadounidenses y europeas ha servido para poner fin a una red criminal que comerciaba con aproximadamente 350.000 productos ilegales, ha explicado la Europol a través de su página web. En concreto, AlphaBay y Hansa han sido identificados respectivamente como el primer y el tercer mercado criminal más importante de la web oscura, y eran accesibles desde la red Tor, que enmascara identidades de usuarios y localizaciones de servidores.
El primero de ellos tenía unos 200.000 usuarios, 40.000 vendedores y se contabilizaron más de 250.000 listados de drogas y 100.000 de documentos de identificación y de acceso robados o falsificados, armas y herramientas para el 'hackeo' informático. Desde su puesta en marcha en 2014, AlphaBay ha generado mil millones de dólares en transacciones, según estimaciones a la baja de las autoridades, pagadas en monedas virtuales como el Bitcoin. Por su parte, Hansa manejaba cifras similares de tráfico de drogas y otros productos ilegales.
Las operaciones han sido llevadas a cabo gracias a la ayuda de la empresa de seguridad en internet Bitdefender, que avisó al Centro Europeo de Cibercrimen (EC3) de la Europol de la existencia de estos mercados negros en la 'dark web'. La oficina policial europea informó a las autoridades holandesas para que iniciasen una investigación sobre Hansa, cuya infraestructura se ubicaba en este país, que culminó con la detención de sus dos administradores en Alemania y la incautación de servidores en Holanda, Alemania y Lituania. El pasado 20 de julio, la Policía neerlandesa clausuró la web de Hansa por orden judicial. La investigación ha permitido que la Europol se hiciese con unas 10.000 direcciones extranjeras de compradores de los productos ilegales que se vendían en este mercado.
Paralelamente, el FBI y la DEA han desarrollado una operación llamada 'Bayonet' que permitió la identificación del creador y administrador de AlphaBay, un ciudadano canadiense que residía en Tailandia en unas lujosas condiciones. El pasado 5 de julio, este sospechoso fue detenido en el país asiático, al tiempo que el sitio web fue clausurado por las autoridades. Esta operación permitió incautar también una cantidad de monedas virtuales equivalente a varios millones de dólares, así como servidores ubicados en Canadá y Holanda.
En una rueda de prensa conjunta de la Europol, el FBI y la DEA, el director ejecutivo de la oficina europea, Rob Wainwright, aseguró que este "es un éxito excepcional" por parte de las autoridades, ya que ha permitido dar un "golpe serio a la capacidad de narcotraficantes y peligrosos criminales de todo el mundo". El responsable de la Europol avanzó que tras esta doble operación "estarán más por venir".