Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece el ecólogo finlandés Ilkka Hanski, galardonado este año con un Premio Frontera del Conocimiento Fundación BBVA

El ecólogo Ilkka Hanski ha fallecido este martes 10 de mayo a los 63 años de edad, víctima de una larga enfermedad, según lo ha confirmado a Fundación BBVA. El organismo le había concedido este año uno de sus premios, en la categoría de Ecología y Bilogía de la Conservación, un galardón que estaba previsto que Hanski recogiera en España el próximo 21 de junio.
El trabajo de Hanski fue galardonado por resultar esencial para saber cómo afectará a las especies el acuciante problema de la fragmentación del hábitat por la acción del hombre. Sus aportaciones se han generalizado y aplicado a muchas acciones de conservación actuales, ya sea el diseño de áreas protegidas, la creación de corredores biológicos o los estudios de impacto ambiental de grandes infraestructuras.
Hanski era catedrático de Zoología de la Universidad de Helsinki y abrió un nuevo campo en la Ecología: la biología de metapoblaciones. Esta rama analiza cómo se adaptan las especies a los hábitats fragmentados. Hanski contribuyó a determinar qué es preciso preservar en el conjunto de poblaciones de una especie para garantizar su supervivencia ante la degradación y pérdida de su hábitat.
Hanski se interesó por la distribución de las poblaciones a finales de los años setenta, siendo estudiante de doctorado en la Universidad de Oxford (Reino Unido). Se fijó entonces, en concreto, en los escarabajos peloteros, y en cómo las distintas especies se agrupaban en los excrementos del ganado. Empezó a usar modelos matemáticos que describieran el comportamiento de cada especie y ayudaran a descifrar las variables que intervenían en su éxito o fracaso.
A finales de los años ochenta, ya de vuelta en Finlandia, comenzó un prolongado trabajo de campo con la mariposa doncella punteada (Melitaea cinxia). En las Islas Aland, en el Báltico, y durante décadas, llevó a cabo con sus estudiantes un censo anual de estas mariposas en miles de prados, un ejemplo de hábitat fragmentado. Logró así perfeccionar sus modelos y poner a prueba sus predicciones, en una combinación de teoría y empirismo admirada por sus colegas.
La biología de metapoblaciones se aplica hoy a numerosas especies y sus principios conceptuales se han difundido tanto que también son útiles en otras disciplinas, como la oncología --para estudiar el comportamiento de las poblaciones de células de un tumor-- o la epidemiología, donde el conocimiento sobre el tamaño crítico de una red de metapoblaciones puede ser útil para combatir una epidemia.