Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Foxconn reemplazará a sus trabajadores por un millón de robots

La empresa china Foxconn fabrica componentes para Apple. Su nombre saltó a los medios por el drástico aumento de suicidios entre sus empleados. en la foto cadena de montaje de Foxconn Archivo EFEtelecinco.es
La compañía de componentes electrónicos Foxconn, popular por ensamblar productos de Apple como el iPhone, ha decidido sustituir gran parte de su plantilla por robots, para reducir el aumento de los gastos de mano de obra y mejorar la eficiencia de la empresa. Este anuncio viene tras la ola de suicidios que Foxconn ha experimentado.
El fundador y presidente de esta empresa taiwanesa, Terry Gou, comentó el viernes que a lo largo de los siguientes tres años se añadirán un millón de robots en su cadena de montaje.
Gou explicó en una fiesta dicho día que Foxconn añadirá 290.000 robots el próximo año en sus fabricas, que ya cuentan actualmente con 10.000 unidades. La cifra de máquinas continuaría hasta llegar al millón en los dos años posteriores, según publica la agencia oficial de noticias China, Xinhua.

La compañía es una importante desarrolladora de componentes en el mercado tecnológico. Es popular, entre otros, por fabricar el iPhone y el iPad, y su imagen ha sido teñida de negro tras verse involucrada en varios escándalos por las condiciones laborales a las que sometía a su plantilla. Los trabajadores manifestaron situaciones de estrés laboral, al punto de provocarse un total de 13 suicidios.

Tan alarmante fue la cantidad el suicidio por contrato. Esta cláusula exime a la empresa de responsabilidad alguna hacia el trabajador en caso de autolesión y suicidio.

Ahora la empresa va más allá, y ha decidido sustituir la práctica mayoría de su plantilla por robots, que se utilizarán para hacer "trabajos simples y de rutina", tales como la pulverización, soldadura y montaje, llevados a cabo principalmente por los trabajadores, dijo Gou.

La compañía emplea actualmente a 1,2 millones de personas, cerca de 1 millón de ellos en sus plantas de China.