Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Foxconn registra sus peores pérdidas en el primer semestre

Foxconn International Holdings (FIH), la empresa ensambladora de teléfonos móviles más grande del mundo, publicó la peor pérdida neta de su historia para la primera mitad del año, debido a los escasos pedidos por parte de clientes clave como Nokia Oyj.
FIH advirtió que la incertidumbre en la demanda global de teléfonos móviles estaba complicando su pronóstico para el resto del año. Además dijo que la administración se concentrará en reducir los costes en un sector asediado por una exigente competencia.
"Mirando hacia adelante, las desafiantes condiciones económicas en el mundo pueden seguir sembrando incertidumbre en nuestro ambiente comercial. La administración sigue siendo cautelosa sobre el futuro de las condiciones de mercado de móviles en el 2012", expresó FIH.
"Nuestro objetivo principal será hacer lo máximo para controlar los costes. Tenemos una serie de medidas puestas en práctica y una de ellas es aumentar la automatización en ciertas partes de nuestra línea de producción", sostuvo el portavoz de la empresa Vincent Tong.
FIH, cuyo socio Foxconn Technology, ayuda a ensamblar los iPhones y iPads de Apple, registró unas pérdidas netas de 226,07 millones de dólares (180,6 millones de euros) para el período enero-junio, ampliamente mayores a las de 17,65 millones de dólares (14,10 millones de euros) del año anterior, según informó la empresa en un comunicado.
Fue la pérdida más grande de FIH para la primera mitad del año desde que empezó a cotizar en bolsa en el 2005.
La firma, que no publica resultados trimestrales, presentó una pérdida neta para el primer semestre por cuarto año consecutivo.
Las acciones de Foxconn International, que han sufrido una baja de más del 40 por ciento este año, cerraron con un alza de un 2,9 por ciento el lunes, previa a la entrega de los resultados.